Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 29
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dormir en los laureles

    Imaginad que en una catedral de cualquier ciudad del mundo que no fuera Ciutat el sol produjera varias veces al año los efectos luminosos que se observan en La Seu. Imaginadlo por un momento. Se daría a conocer con todos los detalles. Sin embargo, aquí, en La Seu, abren la puerta con displicencia unos minutos antes, y los ciudadanos entran con la rutinaria certidumbre de que aún así hay que dar las gracias. Ayer, Jueves Santo, a las diez y media de la mañana, había muchas personas estupefactas deseando entrar en La Seu, pero las puertas estaban cerradas. ¡Las puertas estaban cerradas! El día era espléndido, con esa luz transparente que eleva el ánimo porque anuncia el empiece de la primavera. Alguien tendría que comunicar a quien corresponda que sería conveniente que La Seu ampliara su horario de visitas, y que hacerlo no es ninguna frivolidad, sino el resultado de una deducción tan lógica como evidente. Incluso nosotros mismos, los de aquí, lo agradeceríamos, porque entrar en La Seu puede ser un estímulo no sólo para el recogimiento espiritual sino para gozar de algún momento de intensidad estética, que siempre ayuda a abrir los ojos a la conciencia. En fin, hay en Ciutat un espíritu de pasividad que no depende de quien gobierne, porque sea quien sea el que gobierna se dedica a repetir machaconamente que Ciutat es la capital turística del Mediterráneo, como si este título le fuera otorgado por los dioses y situara a Ciutat por encima de cualquier contingencia. En vez de ofrecer lo mejor a los viajeros, parece que les instamos a que se resignen. Cualquier ciudadano con los ojos abiertos sólo observa ausencia de ideas, y desde luego la crisis no nos sirve para aguzar el ingenio, o para aprovechar los recursos escasos con eficacia. Sirve, más bien, para dormir en los laureles, enfáticamente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook