Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dirigir la voluntad

    Me dejo llevar por la sensación de desamparo cuando miro a mi alrededor con la certeza de que mi viejo amigo ya no aparecerá más por aquí. Adiós a las conversaciones que fluían como si en ellas se pudiera escarbar con precisión acerca de muchas cuestiones que hacen la vida llevadera. Adiós a tantos momentos intensos que se comparten con un viejo amigo. Incluso me parece que las lámparas de Ca’n Joan d S’Aigo alumbran de otra forma, por mucho que sepa que no es cierto, y que esta apreciación no sea más que una consecuencia del vacío. Si hoy estuviera Rafel por aquí, nos reiríamos un rato de la fiesta autonómica, que como otras tantas se quiere arraigar ilusoriamente en lo medieval, y hablaríamos de los últimos libros leídos, y yo le diría que hace poco hablé con Antonio, y que es imprescindible que nos reunamos por fin los tres, esa cita que hace tiempo está en la agenda y que vamos postergando. Que Antonio esté en Madrid y nosotros aquí no es motivo suficiente para aplazar más el encuentro. Pero, ay, ya se ha perdido la posibilidad, y para siempre, y los recuerdos revolotean en la memoria, fantasmas juguetones que se entrelazan unos y otros para ahuyentar el presente. Y sin embargo lo que vale es la reconciliación con el presente, un postulado arraigado a priori en la razón. Y ha de ser así porque la experiencia suministra una mescolanza de alegrías que se desvanecen, de sutiles amenazas relacionadas con la decadencia física, de una persistente desazón por todo lo que se pierde, mientras que el deber de la razón es dirigir la voluntad en el presente, con la mirada cargada de experiencias apuntando como una flecha hacia el futuro. Sobre la mesita redonda está el periódico, con las noticias imprescindibles que hay que digerir y explorar, y con la carga de reflexiones laterales sobre la vida que hay que remarcar para poder entender lo mejor posible los abismos personales y sociales de este país. Cuánta revelación sobre el significado de existir hay en la dialéctica entre el pasado y el presente, cuando la vida avanza en cada uno de nosotros y hay que agarrarse al deber de una esperanza vital,  apasionadamente.

    Motivo: En Ca’n Joan de S’Aigo, recordando a Rafel.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook