Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 11
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Datos para mostrar las evidencias

    El número de necesitados aumenta en los alrededores de la Plaza del Olivar. Una mujer con acento extranjero viene hacia mí con un sigilo que procede de una mezcla de arrojo y timidez. Me pide algo de dinero, y a su lado hay una niña que mira hacia el suelo, aturdida y de repente casi adulta. Hay otros necesitados que permanecen sentados en las afueras del mercado, y todo lo que sucede a media mañana enturbia la posible alegría de esta mañana de sábado, que es cuando Ciutat alcanza el punto máximo de interés. No sé si la prensa empieza a no reflejar la realidad, con los devaneos más o menos teóricos sobre la solución posible. Pero la información convencional choca con las evidencias. Nadie parece aportar nada que ilumine lo suficiente este paisaje. Sólo la inteligencia puesta a punto para la síntesis puede enseñarnos algo. Un político se dirige a un grupo de ciudadanos. Les dice: Seguidme. A  dónde, le contestan. A estirar las piernas, dice él, irónicamente. Es la viñeta de El Roto de hoy, que siempre resume lo que ve con un relato corto de gran intensidad. ¿A quién vamos a seguir si sólo nos invitan a estirar las piernas? A nadie. El tiempo de los líderes quizás se ha terminado. Y los que abren los ojos se encuentran en una encrucijada entre su voluntad y los muros impuestos por el Sistema. Mientras, las observaciones son tan personales que sólo señalan evidencias, datos y datos que hay que ir encajando para que de ellos se pueda extraer información. Por ejemplo, en el mercado del Olivar va aumentando la proporción de viajeros y de turistas. Sería una buena noticia si este aumento no se produjera al mismo tiempo que la disminución de parroquianos locales.     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook