Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 21
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A tu alrededor, más allá de las colinas

    Por Calanova, Ciutat es un pueblo costero sin raíces. Parece el lugar de los que no quieren una patria, o de los huyen de la suya y sólo desean una respiración sin sobresaltos. Después de comer salgo a caminar para gozar del sol tibio de enero, y acabo en la terraza cubierta del bar de la esquina. Me siento a una mesa orientada hacia la calle. Llevo un libro, y tengo más de una hora por delante. Cuando empieza un año nuevo quiero pensar que lo que vale la pena es la vida por vivir. ¿Pero dónde está lo que aún no conocemos? Las previsiones meteorológicas suelen acertar casi siempre, pero las sociológicas, las económicas y las demográficas suelen ser una cadena de errores. Así que sólo podemos escarbar con provecho en el pasado, y extraer las consecuencias que nos permitan avanzar sin tropezar en los mismos errores. Y aunque la serenidad es un recurso de madurez, es difícil de alcanzar, así que todo lo que creemos entender acerca de nuestra historia personal ha de ser tomado con mucha precaución. Al fondo, hacia Illetes, las olas rompen contra las rocas y se ve el vuelo de la espuma. La tarde pasa como si se fuera a diluir en un tiempo de contenido plano, y sólo se pudiera sentir uno a gusto en la continuación de las experiencias conocidas, aquilatando bien la conveniencia de seguir inmerso en las costumbres. Leo En mi cuarto, el mundo está más allá de mi comprensión; / Pero cuando camino veo que consiste en tres o cuatro colinas y una nube. Ninguna ecuación expresa una verdad, y todo lo que hay en una supuesta verdad es una utopía inalcanzable, así que las tres o cuatro colinas y una nube demuestran en buena parte las posibilidades del entendimiento que aspira a recorrer el mundo. Me levanto y salgo de nuevo a la calle para comprobar lo que he leído en el libro de Wallace Stevens, y veo más nubes, y más colinas, y una extraordinaria densidad de cosas que se extienden más allá de cualquier límite. El viento me empuja suavemente, e incluso aquí, en la costa menos local de Ciutat, las enseñanzas de la mirada se convierten en interrogaciones que nos acechan como grandes barcos del siglo veinte lleno de pasajeros que querían explorar el mundo, incansablemente.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook