Blog 
Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra
RSS - Blog de M Angel Moyà Juan

El autor

Blog Mirades a Ciutat / Los límites de la tierra - M Angel Moyà Juan

M Angel Moyà Juan

Com un viatger, que de sobte es reconeix en una fotografia. // A los lejos unos árboles, y el tiempo que bordea la realidad, y la moldea, y la envilece y exalta, y la construye.

Sobre este blog de Mallorca

Desde muy temprano las calles de Ciutat buscan un interlocutor, o un gesto que sea premonición de algún conocimiento. // La tierra, con la que se produce este intercambio en el que hay que ser consciente de los límites.


Archivo

  • 10
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Percepcions'

    El viernes, al escuchar la interpretación de ‘Percepcions’, de la compositora Mercè Pons, pensé que la música contemporánea es un enigma, aunque también lo es la música que se componía hace varios siglos, porque ha hecho falta una larga experiencia transmitida de generación en generación para que nos hayamos dejado llevar por ella. En los tres primeros movimientos estamos pendientes de los instrumentos por separado, y de los gestos de los músicos cuando al unísono percuten dulcemente las cuerdas con el arco o cuando llaman la atención con un suave zapateado cuyo sentido nos transporta al ritmo como origen de la música. Los chelos entran como si nos quisieran recordar que hay una voz detrás de todo, un deseo de comunicación que ha de nutrirse de los esfuerzos de un ser humano que para intentar transmitirnos lo que quiere ha de hacer tabla rasa del pasado. Mercè Pons explica el sentido de su composición, y después Salvador Brotons habla sobre la ‘Patética’ de Chaikovski. Sin embargo, cualquier interpretación ha de ser contrastada por el espíritu libre de cada oyente. A mí la Sinfonía número 6 de Chaikovski me remite a la belleza del  mundo, no al trágico final del compositor, ni a sentimiento alguno de desesperanza o de desaliento. Y en el cuarto movimiento de 'Percepcions' parece que la música se eleva desde la superficie, en un vuelo de la imaginación casi pudoroso, como si la compositora hubiera querido disolverse en la emoción, o como si no hubiera querido llegar a ella, con el final en seco que no es un final, por muy aparatoso que parezca,  sino un punto y aparte. ¿Pero cómo describir algo que se escurre en la memoria justo al salir del teatro, y que se agita en nuestro interior como si no hubiera existido nunca? Siempre he relacionado la música con la comprensión del mundo; nunca me ha parecido tan sólo una forma de llenar mis necesidades emocionales. En el ensayo de la mañana del viernes, veo a Mercè Pons con su partitura, sentada en un taburete, escuchando atentamente a los músicos, que  dan vida a lo que ha gestado su entendimiento. Qué se siente al escuchar por primera vez lo que tan sólo se ha podido oír en la imaginación. A mí me gusta saber que en Ciutat alguien compone música que sólo puede interpretar la Orquesta Sinfónica, una singular comunidad de varias docenas de personas que se reúnen para mostrarnos lo que hay más allá de la experiencia cotidiana, fervientemente.        

    Motivo: Teatre Principal. Concert núm 6. Orquestra Simfònica Illes Balears Ciutat de Palma. Percepcions, de Mercè Pons.  Variacions per a celo i orquestra, Txaikovski. Angel García, violoncel. Simfonia num 6, Patètica, de Txaikovski  

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook