Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 11
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Rezan, rezan y vuelven a rezar

    Determinados políticos son tan buenos que siguen pidiendo ayuda a todos los santos para salir de la crisis. Saben que 2013 será terrible y que habrá que hacer muchos sacrificios. Nosotros, claro. Quieren gente de hierro para aguantar la que nos viene encima. Rezan. Muchas gracias por vuestros desvelos, queridos y queridas.

    Gracias por disminuir el número de coches oficiales... Así es como se sale de ésta. Unidos con esperanza y espíritu de solidaridad. Bien juntitos. Ruegan por nosotros, pecadores, para que salgamos de la recesión en la que nos introducen diariamente. Para que sobrellevemos el dolor y la tragedia que nos infringen con sus nobles políticas.

    Rezan, rezan y vuelven a rezar en estos tiempos de dificultades. Rezan y disfrutan en hoteles de lujo. Piden al cielo que nos proteja, con su infinita misericordia, de los despropósitos, la mezquindad y las ineptitudes que ellos y ellas establecen con entusiasmo divino. La pobre Virgen no para con tantos deseos que recibe de unos políticos incapaces y falderos que realizan constantes cortes de mangas a la población. 

    Las víctimas del terrorismo económico, los que sufren la desgarradora crisis, experimentan el consuelo de sus dirigentes y les rinden pleitesía ante tamaña bondad. Felices se lanzan por los balcones, cuando pierden sus hogares, en señal de agradecimiento. Dilapidan millones, nutren bien sus alforjas y las de su personal de confianza, a la vez que recortan los gastos sociales más imprescindibles y dejan sin derechos a la ciudadanía.

    Los señores obispos les bendicen y ruegan también por nosotros. "Que María Santísima cuide de las familias e interceda por los gobernantes, sobre quienes pesa el deber y a quienes compete el servicio de ordenar con justicia la vida social", afirman. No lo dicen por los atropellos y estafas que sufrimos, sino refiriéndose al matrimonio homosexual.

    "Injusto", manifiestan, y urgen a cambiarlo. Los derechos de los niños, jóvenes y personas en general no se tambalean por esta clase de relación. Se rompen por motivos muy diferentes. La estabilidad familiar no se requebraja por este asunto. El daño viene de los golpes recibidos por parte de los que ruegan por nosotros, pecadores, a todos los santos para salir de una crisis que la ambición y su cerrilismo ideo(i)lógico fabrican.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook