Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 26
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Próspero paro nuevo

    Todos los días del año, no sólo el 28-D, son los Santos Inocentes. Las bromas no dejan de caer sobre nuestras espaldas. Entre otros detalles, en forma de monigotes que nos colocan quienes rigen nuestros designios. "¡Inocentes, inocentes!", gritan apuntándonos con el índice derecho. Ese mismo dedito que nos introducen en el ojo izquierdo para burlarse y arremeter un poco más.

    El bombardeo de la revolucion ultraconservadora lanza los decretazos que nos explotan en nuestras narices. Incluso bombas fétidas que redondean la jugada de las imposiciones. Según afirman, las cosas irán mejo si realizamos el papel de perrillos falderos, agachamos la cabezota y movemos el rabito sin rechistar. Nosotros ponemos la cresta y ellos nos atizan. Así se funciona de cara a satisfacer los gustos de esta regresiva revolución. Nos echan pica-pica, la población patalea y la vida sigue igual. Mucho más desigual, mejor dicho. 

    Realizar el balance de la gestión del Gobierno el 28 de diciembre no es por casualidad, oiga usted. El gran problema no es la trillada "herencia recibida", sino la herencia que nos va a quedar. Inocentadas en serie no faltan. Da gusto con lo divertidas que están siendo. Vale reducir el déficit de los desahogados. Pero sin dinamitar los más elementales derechos. Los ricos aumentan su poder adquisitivo y los demás lo pierden y lo pierden y lo vuelven a perder.

    Está muy bien hacer frente a la crisis, lograr el crecimiento económico y la creación de empleo. Claro. De otro modo y sin diluir el Estado de Bienestar. Y no es que sea transitoriamente. Magnífica manera de "mejorar en 2013" y de "crecer en 2014". El cinismo y los atropellos son la tónica habitual de la casa. Ya ven. Viene la Nochevieja y se va, y nosotros seguiremos soportando este desmadre, esta honda crisis social y al vacuno ministro de Educación, a quien cuando le pones un par de banderillas se envalentona aún más.

    Volveremos a tomar las uvas de la suerte para que continúe el infortunio. Correremos la maratón de San Silvestre y llevaremos la maleta hacia otro lugar... ¡Felicidades y próspero paro nuevo!  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook