Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 28
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pesadilla interminable

    Cada uno aterriza o espía como puede. Hay algún aeropuerto sin aviones que no aterrizan. Y alguna ciudad de la luz sin luces que gasta un millón de euros mensuales en salarios y préstamos. La factura la pagamos nosotros y todos tan felices comiendo perdices. Los que se las comen. Porque muchos no van más allá del "Contigo, pan y cebolla". Sin techo propio, claro.

    Hay espías que espían para espiar. Pasan el rato muy entretenidos e intentan sacar algún provecho de la oculta jugada. Sueño que vuelo, aterrizo en la cama y miro. No sé si estoy despierto o si continúo dormido en los laureles. La vida es una ficción. Todo es mentira aunque la mentira parezca verdad. Mentir o no mentir. Yo espío con mi ojo de gran hermano.

    Veo, veo... Veo papeles secretos. Contabilidades debajo de la alfombra. Veo expedientes en fraude de ley. En busca de beneficios. Veo irregularidades de diversa índole y sucias legalidades. Veo la alarma encendida. Humo en las calles por los bajos golpes que sufre la población. Pero también orejas agachadas. Tramas, casos y tijeras.

    No se preocupen. Pura y simple ficción. No hay pesadilla que cien años dure. Ni individuo que la soporte. Cada uno aterriza o espía como puede. Sueño que vuelo otra vez. Que tengo casa propia. Como perdices felizmente y sigo espiando con mi gran ojo. Veo, veo... Veo irregularidades de diversa índole y sucias legalidades. La vida es una ficción. El mal sueño continúa.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook