Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 12
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nuria Espert, "la loba", y su compromiso político

    Incluyo aquí, literalmente, la crítica teatral de hoy aparecida en la edición impresa del diario, ya que por algún tipo de problema no la tenemos en la correspondiente página digital de Opinión. Gracias. 

    Entra Nuria Espert y se dirige hacia los muchos espectadores. No dice nada. Da media vuelta y se aleja. Un guiño o saludo de la carismática actriz. La majestuosa y estilizada escenografía aprovecha la amplitud del escenario para cobijar a La loba (1939), de la estadounidense lillian Hellman. El sabor tradicional de otro tiempo (principios del XX en Estados Unidos) tiene el empaque de la pieza bien hecha y pulcramente realizada. Un teatro de salón, según las costumbres de la alta comedia, con el talante dramático de una obra textual, sobre todo, no exenta de calidad literaria y para actores principales con solera y relevancia interpretativa.  

    La versión de Ernesto Caballero, con dramaturgia y dirección de Gerardo Vera, es algo larga y corre el peligro de saturar a un respetable que, aun así, permanece atento y disfruta con la elegancia de una de esas grandes damas del teatro. El lobo acecha, persigue, acorrala y devora a su víctima. Esta loba se nos muestra tierna, pero luego saca uñas y dientes a la luz en su afán de lucro y poder. Los depredadores aniquilan sólo para alimentarse. No tienen otra ambición. Ella sí. La hermana mayor de una familia de mercaderes que busca riqueza a base de explotar a las colonias de negros.

    Los tiempos cambian. Pero la historia se repite y hay cosas que se mantienen en pie o empeoran. La situación actual es un buen ejemplo. Nuria se agarra a la complejidad de su turbio papel con serena maestría. Este arquetipo de la voracidad quiere ser feliz bajo el estímulo del dinero. Sin sentimientos ni amor no es posible. Y la soledad y la asfixia se imponen.

    Héctor Colomé muestra un poderoso timbre vocal y su firme planta. Ricardo Joven saca expresividad. Un seguro Paco Lahoz encarna a otro potentado individuo que se une a ellos. ¿Recuerdan a Víctor Valverde? Es el enfermo esposo al que "la loba" desprecia. Ahí figura su marca con encanto. A Carmen Conesa la vemos con naturalidad y a Jeannine Mestre, buena actriz, le sobra afectación. Markos Marín e Ileana Wilson completan un equipo muy bien orquestado con la madurez de Vera. La obra fue llevada al cine, con Bette Davis, y a la ópera como Regina.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook