Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 26
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los gatos del Ideal

    El salón está vacío. No queda nada en él de lo que había. Veo, sin embargo, gente. El público en las butacas. Cogiendo la localidad en la taquilla. El cartel del filme, el bar del vestíbulo… ¡Comienza la sesión!

    Una película de aventuras en la que adentrarse para huir un poco de la gris realidad. El proyector lanza fotogramas y los espectadores penetran en ellos. El oscuro espacio del cine y las vivas imágenes que inundan la pantalla.

    Todo se desvanece. El salón vacío… Aun así, oigo las voces de los personajes y éstos se mueven. Aman, gritan o ríen. Y la clientela se refugia viendo la proyección. No. No queda nada en él de lo que había. Pero las huellas nunca se borran del todo.

    Un gato camina por el desolador lugar. Otro le observa tranquilamente. Los gatos entran, salen y vuelven a entrar por un agujero. El vacío no es total. No hay butacas ni personas. Maúllan y se lavan el rostro con sus lenguas. Toman asiento en el patio y miran.

    Arranca la película como en los mejores tiempos. El león de la Goldwyn-Mayer ruge. Los gatos aplauden, toman palomitas y beben refrescos… La imaginaria proyección se interrumpe  La ilusión vuelve a desvanecerse.

    El salón está vació, sucio, húmedo y con las puertas cerradas. Espera en silencio. Un gato bosteza y duerme. El otro pisa la calle. Ve el cartel fantasma del filme y visita el bar inexistente del vestíbulo. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook