Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 21
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La gorda, el Gordo y los flacos

    Detrás de la cortina del derecho de autodeterminación se encuentra la disminución masiva de derechos. En Cataluña con el tío Artur. A nivel nacional con el señor de las gafas. Los recortes de la Generalitat han afectado a sanidad, educación, protección social, infraestructuras… Las necesidades de las personas aumentan, pues, gracias a estas políticas que perjudican seriamente la salud de los de siempre. Claro.

    Para conseguir un déficit del 1%, el presidente catalán reimplantará el impuesto de sucesiones. Confía en unas ventas y privatizaciones que aún no se han materializado, y entrará en vigor  un paquete de impuestos medioambientales, un nuevo recorte en la extra de los empleados públicos y tijeras con objeto de recortar la cooperación al desarrollo en el exterior. Cal y arena en definitiva. Pero siempre terminan perdiendo los mismos, incluso con la ovación de los manipulados o perdedores, y así vencen las estafas diversas de quienes timan constantemente.  

    El president, además del apetito independentista, no pretende cumplir con el déficit a la carta concedido por Cristobal. El rebelde Artur se pinta de buen samaritano. Que sean otras Comunidades las que se ajusten más. Y que él pueda estar feliz para que no se altere. Cada vez que sale al paso el inquilino de La Moncloa crece el número de sujetos que aplauden el soberanismo de Cataluña. “España será lo que decidan los españoles”, dice. Como si la población estuviera participando en la toma de decisiones que la ahogan.

    O sea, que nosotros tenemos la soberanía nacional en nuestras manos… El jefe del Ejecutivo subraya que la Constitución “garantiza los derechos y las libertades de la gente”. Derechos muy bien torcidos y libertades, por tanto, en clara decadencia. Véanse el anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana, la denuncia de un policía contra un indignado que llamó “ladrón” a Fabra o el nuevo material antidisturbios consistente en un camión de chorros de agua a presión. Una ducha relajante para que no haya perritos que ladren ni se quejen de los puntapiés que reciben por cortesía de Mariano y los suyos. Se arman para desarmarnos cada día más.   

    Al amparo del texto constitucional, el dire popular sostiene que hemos “progresado como nunca”. Ya ven. En medio de una involución imparable a la que debe ponerse freno y marcha atrás. El problema territorial exige un ejercicio de consenso con el fin de actualizar y revisar la Constitución. Reformar el sistema político y fortalecer una democracia anémica, efectivamente, resultan imprescindibles. Ya está bien de que nos caiga la gorda a los flacos… y nunca nos toque el Gordo.                

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook