Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 08
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Inanición o simple subsistencia

    Así que la mejora de las posibilidades con objeto de contratar debe consistir en suprimir el salario mínimo para algunos trabajadores. Esta aptitud nos indica el criterio de que, ante la necesidad, los trabajadores puedan venderse por una miseria. La clase trabajadora convertida en legión barata de los reyes del mambo. Inanición o subsistir malamente. Usted elige.

    La solidaridad con los millones de parados es ésta. Ya muchos cobran menos de 645 euros al mes a base de contratos precarios o a tiempo parcial que no sirven ni para el aperitivo. Ciertos individuos no asumen esa supresión en apariencia. Pero defienden suprimir el aire a los ciudadanos. Exactamente súbditos.  

    Vale que las empresas y los autónomos necesiten financiación, si bien esto no resuelve por sí solo la oscura realidad de una ciudadanía en declive continuo, hecho que repercute totalmente en la negativa marcha general. Los empresarios crean empleo, sí. Sólo, quizás, si tienen más clientes, No es el caso. Menos aún con las políticas que nos obsequian.

    A los entusiastas de los desaforados recortes habría que recortarles a ellos primero. Después hablaríamos. La demanda interna, la reactivación económica y el paro no se solucionan de este modo. Y la desigualdad creciente, tan feliz. Pobreza mayoritaria y riqueza para los bribones. En buenas manos estamos aquí y en la UE.

    Salvo leves alivios coyunturales, el desempleo sigue su ruta. Los beneficios de las empresas, si se producen, funcionan al servicio de los de arriba, y los precios, además, impiden las aspiraciones de una población harta de pagar las facturas de los truhanes y de corruptelas por doquier. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook