Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 24
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Happy box' para sonreír

    'Happy box' para sonreír

    Por si no lo saben, este periódico entrega los sábados las Happy box. Hasta el 11 del próximo mes. Nueve cajitas creadas para conservar las cosas que te hacen feliz. Fotos, ilusiones, galletas, sentimientos, cartas, juguetes, recuerdos… Cada una lleva una frase poética que invita a la reflexión. Veamos.  

    1. “Quiérete tanto como la persona que más te quiere”. Suponiendo que alguien nos quiera mucho. Porque si no fuese así, sino todo lo contrario, y uno se quisiera como te quieren, menuda forma de quererse a sí mismo. Para quererse, además, hay que tener cierta autoestima. Y si uno no se quiere demasiado porque no está contento con su realidad diaria… Un pequeño lío. Ya ven.
    2. “No dejes pasar ni un día sin darle de comer a tus sueños”. En primer lugar hay que nutrir el estómago si la autoridad incompetente lo permite. En segundo lugar es necesario tener inquietudes para alimentarlas. Es preciso soñar despierto, saber lo que se anhela e intentar llevarlo a cabo si la autoridad incompetente continúa permitiéndolo.
    3. “En ser tú nadie puede superarte”. Usted es único en el mundo. Usted es sólo usted. No hay una copia exactamente igual. ¿Cómo piensa? ¿Cómo habla? ¿Cómo actúa? ¿Habla de comida, de cosas, de ideas? ¿Es usted feliz, si así fuese, por lo que come, por lo que hace o por su forma de ser? ¿Cómo son sus facultades mentales y anímicas? ¿Crece usted interiormente? ¿Evoluciona? ¿Se supera? ¿Se identifica más con la mayoría, o con una inmensa minoría? ¿Es usted convencional? ¿Tendencia hacia lo alternativo?...
    4. “La mejor manera de cambiar el mundo es procurar que el mundo no te cambie”. No es fácil aunque es bueno mantener esa actitud. Abandonar el acomodo, la resignación o la inercia. Piense, luego existe. Que no piensen por usted como si fuera un juguete teledirigido. Pero no se agarre a cualquier cosa cerrilmente. Piense bien, hable bien, actúe bien y con buena voluntad. Serenidad y sensatez. Y destierre el egoísmo y la ambición desmesurada. El mundo será un poco mejor. El problema está en que a veces quieres cambiarlo y él te cambia a ti.
    5. “Si no te rindes nunca, serás fuerte siempre”. No se puede tirar la toalla y besar la lona pese a que entren ganas en ocasiones. Si se ve contra las cuerdas, salga de ellas. No se deje poner en el rincón del cuadrilátero. No baje la guardia y lance los puños. Evite que le dejen KO en algún asalto y resista. Defiéndase y gane el combate, al menos, por puntos. Quizá no alcance el éxito total. Eso sí, “serás fuerte siempre”. O un poco más.
    6. “Cada día puede ser un día para recordar”. Como dice la canción de Serrat, “hoy puede ser un gran día (…) Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien”… Sí. Puede haber días para olvidarnos de ellos. Depende de qué. Depende de la situación de cada individuo. Lo ideal es vivir el tiempo, no matarlo. Tener ética y equilibrio. Defender de verdad los derechos humanos y la ecología.
    7. “Recuerda recoger siempre tu sonrisa antes de salir de casa”. No la deje colgada en el perchero. Ni en el cajón desastre. Péinese, perfúmese y póngase esa sonrisa en la cara. Si no la tiene o no la encuentra, dibújesela en el rostro. El vagabundo Charlot sonríe al concluir Tiempos modernos, una odisea en busca de la dicha, y logra que sonría su compañera de desventuras. Si las dificultades han conseguido borrarla y que no aparezca, no olvide que “no hay mal que cien años dure”. 
    8. “Incluso el viaje más largo puede hacerse paso a paso”. Pues sí. “Se hace camino al andar”, explican unos versos de Machado. Como asegura el viejo refrán: “No por mucho madrugar, amanece más temprano”. Despacio pero seguro. Poco a poco. Sin prisas pero sin grandes pausas para subir la cuesta con aliento. Para llegar a la meta y alzar los brazos. Existen subidas, líneas rectas, curvas peligrosas, bajadas… Es cuestión de ir a algún sitio, no de viajar a ninguna parte. Dicho todo esto, la verdadera felicidad es un estado de conciencia.  
    9. “El primer paso para conseguirlo es intentarlo”. Precisamente. Actitud. ¿Quién soy yo alrededor de este gran centro cósmico de energía? ¿De dónde vengo? ¿Adónde voy en este proceso de vida continuo? ¿Cuál es el auténtico sentido de la vida? Plante un árbol y escriba un libro. ¿Tiene usted algún hijo? Atento al pistoletazo de arranque y comience a andar. Tres, dos., uno, ¡cero!… No lo olvide y evoque al Dúo Dinámico cantando Resistiré.     

      Pinchen este enlace de cine para completar   https://youtu.be/pHgGsn7Dy9A 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook