Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Gritos, gritos, gritos

    Como estoy en huelga, hoy no escribo nada. En huelga general de brazos caídos. No pienso escribir sobre una cosa u otra. No voy a ponerme a rellenar líneas. No me da la gana. No quiero, no, escribir para contar nuevamente que las medidas de austeridad que nos obsequian indignan en todas partes. Recortes, reformas, reformas y recortes en dirección única.  

    No hay más opciones, nos dicen. Que siga, pues, la revolución de los poderosos para serlo más aún y debilitar aún más a los ciudadanos. Éste es el plan y no otro. Y que se consolide sin remedio. En fin. Estoy en huelga general. Una jornada de acción europea con el objetivo de mostrar el rechazo a esta clase de políticas y defender el crecimiento económico, la creación de empleo y la cohesión social. Lo contrario de lo que se hace.

    Esta "senda reformista" no nos conduce hacia el final del túnel. Es interminable y no hay ninguna bombilla al fondo. El desequilibrio y la desesperanza conforman el sendero. Existe el temor a perder el trabajo, ante la huelga, y el personal se siente desprotegido. Los que pisan el podio disfrutan su mundo particular de intereses... 

    Si esto continúa así, la cosa será muy insostenible y el estallido total estará garantizado. Sí. Hoy no escribo nada. Me declaro en huelga de brazos caídos y de consumo. Así que no digo nada aquí y lanzaré un grito en la calle. Cientos de miles de gritos. ¡Millones! Hoy, mañana...    

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook