Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 12
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El eterno pelado

    Fue D'Artagnan, uno de los mosqueteros que unían sus voces diciendo "Todos para uno y uno para todos", cosa que podrían hacer ahora los ciudadanos ante tamaña serie de adversidades, y tuvo la oportunidad de ser Romeo, el amante de Julieta. Dos familias enemigas en vez de reinar el brindis y la alianza. Ejerció de supersabio, ayudante de un científico que buscaba un combustible que sustituyera a la gasolina. Energias renovables, sí señor. Y fue bombero atómico para apagar fuegos. Muchas mangueras hacen falta hoy para sofocar el incendio de la crisis. Bailó el bolero de Ravel y de Raquel ansioso por progresar y tener pasta en el bote, dio la vuelta al mundo en ochenta días y subía y bajaba currando de ascensorista en unos almacenes. Era analfabeto, se instruyó y heredó una fortuna. Fue extra en alguna película y quiso ayudar a una joven que luego triunfa en el cine. Pero él no prospera. 

    Se puso la sotana de padrecito de la nueva ola y llegó a ser un valiente señor doctor. Le llamaron Su Excelencia e hizo un discurso solicitando a todos los gobernantes que lograran la paz y la libertad. Ni caso. Marchó hacia una mina del oeste con sus pistolas y fue también picapleitos, un quijote sin mancha, y el profe que se enfrenta al cacique o al granuja de turno. Cabalgó, siendo Sancho Panza, con el caballero andante de la triste figura y después logró un empleo como conserje para todo. Ejerció la burocracia, se enfadó con ella muchísimo, con toda la razón, y se hizo muy amigo de un ministro. Finalmente conoció otras ocupaciones. El patrullero 777 se convirtió un poco más adelante en barrendero. Su escoba no pudo limpiar toda la basura que hubiera querido. Ahora se cumple el centenario de su nacimiento. El eterno pelado al que se le caen los pantalones, que cacarea sin decir nada aunque siempre suele decir mucho. Simplemente Cantinflas.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook