Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 17
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El empleado ideal

    Trabajo en una tienda de ropa por la mañana y por la tarde. Domingos y festivos incluidos. El jefe está muy contento porque no me quejo nunca. Soy el empleado ideal. Ni siquiera cobro un sueldo… No falto a la cita de cada jornada. Estoy puntualmente y sin rechistar.

    Aunque no lo crean, me siento feliz. No gano dinero ni lo necesito en realidad. Paso la noche en el establecimiento y no me resulta necesario tener una casa. Ni comprada ni de alquiler. No tengo ningún gasto ni voy a ninguna parte. El jefe de la tienda de ropa me obsequia las prendas y no es preciso que las compre.

    El empleado ideal

    Llevo los trajes de moda, las mejores camisas… Y me cambio con alguna frecuencia para lucir otros trapos magníficos. Todo el mundo me mira. Soy uno de los focos de atención del lugar. La gente entra, se prueba la ropa, compra... O no compra. Depende.

    Yo ahí permanentemente. Por la mañana y por la tarde. Domingos y festivos. Por eso el jefe está tan contento. Hay más en las mismas condiciones. Tampoco levantan la voz ni cobran. Somos los empleados ideales. No tenemos gastos ni necesidades de ningún tipo.

    Nos obsequian la ropa, eso sí. Y somos felices. Por lo menos no sentimos dolor. No sé si lo han adivinado… Soy el maniquí de una tienda de ropa. Todos y todas nos observan en el escaparate. Siempre igual. Nosotros no comemos ni cobramos. La gente sí cobra, pero a más de uno no le llega a final de mes. Yo soy simplemente un maniquí. Perdonen. Voy a seguir a lo mío. Pasen, vean y compren. Si pueden.       

    Pinchen este enlace de cine   https://youtu.be/N6gpndlepiM

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook