Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bikini feliz

    Recuerdo de cuando residí en la antigua Roma que las mujeres estaban totalmente supeditadas a los hombres. Las cosas cambian, aunque siguen existiendo varones de cuatro patas que no sueltan el látigo. Algunas féminas, no obstante, gimnastas incluidas, ya utilizaban bikini por aquel entonces. Hoy la prenda sigue en órbita. En la década de los años 40 provocó el bikini la rebelión de los senos. En Italia y en España, claro, lo prohibieron los que se persignaban con una mano mientras con la otra utilizaban un mazo para arrear a la gente. A partir de los años 50, el bikini coge más impulso. Conocí a la Bardot interpretando "Y Dios creó la mujer" , a Raquel Welch exhibiéndose en plan troglodita en "Hace un millón de años" o a Ursula Andress en la playa, deslumbrando en la primera cinta de Bond, "Agente 007 contra el Dr. No". Pues sí. El bikini sopla las velas de su 65 aniversario. Es maduro pero está más joven que nunca. Dos piezas como modelo favorito para zambullirse en el agua o para broncearse. Ahora bien, hay mujeres más calurosas que sólo utilizan la parte inferior. Otras no usan nada en los lugares idóneos. Más difícil sería llevar sólo el sujetador y al aire lo demás. Marilyn Monroe, la tentación que siempre vive arriba, provocó mareos al personal luciendo su palmito en bikini. Actualmente, la sex symbol podría adquirir uno a medida y en versión computarizada. ¡Qué inventos! Si los viejos apaches levantaran la cabeza no harían señales de humo. Cogerían adicción a los mensajes SMS como casi todo hijo de vecino. El caso es que con más o menos tela, generalmente con menos que con más, el bikini es una de las principales estrellas del verano. Yo pienso comprarme uno.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook