Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 31
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aquí hay tomates

    ¿No sería algo más sabroso una ensalada colectiva con 120.000 kilos de este vegetal terapéutico? En fin. La piel de los participantes en la guerra tomatera, la Batalla Roja o la Tomatina, lo agradecerá. Un "referente a nivel mundial" para "salir" de la crisis con los 300.000 euros de impacto económico que provoca la cruzada. Es mejor esta lucha y no usar tirachinas por parte de los 50.000 competidores procedentes de diversos países.

    En Tarazona, por ejemplo, lanzan tomates al Cipotegato como ordenan y mandan las costumbres tradicionales. Un Arlequín irrumpe en la plaza de la población aragonesa y es perseguido por una armada muchedumbre. Antiguamente se hacía con un prisionero para ver si podía salir del pueblo y lograr la libertad pese a las piedras arrojadas por los amables vecinos.          

    Por otro lado está La katarsis del tomatazo, un montaje teatral madrileño que cambia y lleva años en órbita con formato de cabaret. Los espectadores intervienen en el show y aprueban con aplausos o desaprueban con una lluvia de tomates. Esa vieja usanza de la disconformidad ante unos actores y un espectáculo.

    La catarsis popular y la protesta se podrían extender un poco... No sería cuestión de arrojar huevos a la clase dirigente, sino golpes de tomate, no de bote, a todos los que exprimen y atropellan para huir de una recesión que es más profunda que ayer, pero menos que mañana. La crisis que sólo sufre la ciudadanía. Naturalmente.             

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook