Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 07
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Una ramita de perejil para San Pancracio

    La abuela lleva media mañana murmurando algo que no llego a entender. A Pascualita le repite, una y otra vez, una palabra que la otra escucha con la atención de siempre, sin parpadear ¿qué va a hacer la pobre si no tiene párpados, jejeje...?

    ¿Qué te pasa hoy. Parece que hablas en extranjero? - "Es francés, inculta. Estoy recordando el que aprendí en la escuela..." - ¿En tiempos de la República? ¡Anda que no ha llovido desde entonces! Seguro que tu francés es el que hablaba Juana de Arco en la Edad Media jajajaja... - "Pascualita, no le hagas caso a ésta loca... ¿se puede saber qué te pasa?" - Perdón pero yo he preguntado antes - "Quiero que la sirena aprenda el nombre del nuevo presidente de Francia, Françoise Hollander..." - Ahora que ya conocíamos a Zarcozy, con esa mujer tan chic que tiene - "Ninguno de ellos es francés, por lo menos de nacimiento" - ¡Ah, no! ¿Son inmigrantes? - "Lo fueron, pero con dinerito en los bolsillos. A estos sí que el Gobierno les daría asistencia sanitaria... Ahora son franceses" - De todas maneras, hay que ver como han prosperado... ¿Crees que en España, algún día gobernará un ... uno que no sea español? - "¡Y yo qué sé!" - Si tuviera una mujer como la Bruni sería un chollo para las revistas del corazón - "Pero se ha quedado fondona desde que ha tenido la niña" - ¡Eso que dices es envidia cochina! - "¿Qué yo le tengo envidia a esa? Pero si estoy mucho mejor que ella... ¡Mira, mira que tipito tengo a mis años! ¡Que más quisieras tú que haber heredado mi elegancia!"

    ¿Estás contenta porque ha ganado ese señor? ¡Pero si todos son iguales! - "Tengo la esperanza de que le pegue una patada al culo gordo de la Merkel, no como el otro baboso que siempre la estaba sobando" - Abuela, no te pases - "¡Pero si fue ella quién se quejó!... ¿Y a tí que te pasa. Te ha tocado la lotería?" - Pues casi porque, a día de hoy, sigo teniendo trabajo - "Pónle una vela y una ramita de perejil a San Pancracio por lo que pueda pasar... y sobre todo no airees el nombre de tu empresa. Mejor que pase desapercibida"

    La llegada de la Cotilla nos sobresaltó y Pascualita tuvo el tiempo justo de zambullirse y esconderse entre las algas del fondo del "acuario". El único que no se inmutó fue Pepe (como dice la abuela "el hombre de la casa"). - Vengo del médico y he salido peor que cuando he entrado - Ya es difícil - ¿Te puedes creer (a mi ni me miraba) que si nos rompemos un hueso tendremos que comprar el yeso y llevarlo al hospital para que nos lo pongan? - "¡No des ideas, Cotilla! ¿quién te ha contado eso?" - Una mujer lo decía mientras estábamos en la sala de espera.. Y puede que sea verdad porque yo he ido para ver cómo estoy de la menopausia (¿?) y me han dicho que la gine no podrá visitarme ¡hasta el verano de 2014! - Puede que para entonces ya esté embarzada jajajajajaja - " Menos reirte del prójimo y más ponerse a lo que interesa que la embarzada tendrías que ser tú, pero no dentro de dos años si no ahora porque, si no ya no lo veré" - Venga, abuela. No te vengas abajo ¡claro que lo verás! . "Me extraña porque, por entonces, ya se te habrá pasado el arroz" - ¿Así que era eso? - "Claro... ¿qué pensabas...? ¿que me habría muerto? jajajajajaja... ¡ay, no guapa! Mientras siga disfrutando de la Torre del Paseo Marítimo de Andresito y tenga una botella de chinchón a mano ¡imposible morirme!" -La Cotilla cogió la ocasión al vuelo y sirvió tres copas ¡esta tía se cree que está en su casa! Al levantarla para brindar percibió un movimiento en la bañera rosa que le hizo girar rapidamente la cabeza. Pascualita, al olor del licor, se había subido de un salto al borde -¡El bicho ese otra vez!... Maldita sea, me ha dado el vértigo al girarme... ¡todo me da vueltas! ¡Ay, que mareo! ... pónme otra copita a ver si se me pasa... ¡qué cosa más mala, Señor!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook