Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 02
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sobeya

    Estamos un poco tristes por Blas pero, mirándolo bien, no tiene por qué quejarse: conocerá un País al que, seguramente, nunca pensó visitar. Verá la Aurora Boreal. Apreciará mejor nuestro clima cuando vuelva de aquellas heladas tierras. Ganará un dinerito. Trabajará. Estará contento ... bueno, esto no sé si será así porque no es lo mismo irte porque quieres a que tengas que marcharte a la fuerza

    Si no va no le darán otro empleo y mirándolo bien y así como están las cosas hoy en día, no se puede despreciar un trabajo pero... ¿en Alaska?... ¿No hay sitios más cercanos? ...

    El pobre está que no le llega la camisa al cuerpo. Por un lado está sufriendo lo indecible porque su novia de toda la vida (nunca mejor dicho porque llevan la tira de tiempo con ésta relación) se ha puesto hecha  un basilisco: ¿A un País nórdico con lo liberales que son las mujeres de allí? ¡Tú lo que quieres es ligar extranjeras!. Cuando lo ha contado en casa la abuela ha estado de acuerdo con la novia - "A los hombres os gusta mucho esto de conquistar extranjeras y si son suecas, mejor" - No hemos podido convencerla de que allí el extranjero será Blas y de que aquello no es Suecia. El pobre está alicaído y cuando me ha dado un poco de pena, me he acordado de que me dijo que le hubiése gustado más que el pie que rozó su pierna fuese el de la abuela en lugar del mío. Así que ¡ajo y agua, valiente!

    Blas no ha encontrado comprensión en casa. Era algo que no se esperaba. A penas a tocado el plato de lentejas mientras las lágrimas mojaban sus mejillas mal afeitadas. La abuela ha pensado que una cosa así no se la podía perder Pascualita y la ha colocado en lo alto del frutero. Me he sobresaltado pero me he hecho una señal como de: "Este, ahora mismo, no se entera de nada" . - "A ver, alma de cántaro, ¿te parece bonito el espéctaculo que estás dando? Todo lo que tienes de grande lo tienes de pusilámine. ¡Arriba ese ánimo que solo vas por unos meses!" - Eso han dicho muchos y luego se han quedado en tierra extraña toda la vida - "No creo que a tí te pase esto teniéndo una novia tan celosa que, si ve que tardas, irá a buscarte... Mira, cuando estés desanimado (que conociéndote, será cada dos por tres) recuerda este nombre: Sobeya" - ¿Qué es eso? - El nombre de una mujer valiente, animosa, que trasmite alegría a quién está a su lado y hace que te olvides de que lo está pasando mal. Tiene una sonrisa que le ilumina la cara aunque te esté contando que "está malita". Haz de ese nombre llamativo tu talismán de la buena suerte... Y ahora come algo de fruta y después brindaremos por tu viaje jejejejeje..." -  Lo que siguió fue un grito espantoso. Blas, sin mirar, cogió lo que creyó que era un plátano y probó los dientes de la sirena. En un santiamén, la mano se le puso como una bota. Mientras la abuela se acercaba a atender al herido, me susurró divertida - "Era el único al que no había mordido, jijiji... Saca el chinchón que hay que celebrarlo" - ¡Que jodía es mi abuela! -

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook