Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 11
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡¡¡¿Será... !!!

     La despensa está llena de garrafas de agua. La nevera llena de botellas y apenas cabe nada más. Debajo la mesa de la cocina también hay. Y en los rincones de la salita. En los del comedor. En el cuarto de la abuela. ¡En el mío! y por poco me mato esta mañana cuando me he levantado como un zombi y he tropezado con ellas. - ¡Abuela! ¿Quién ha puesto esto aquí? 

    A penas hemos podido sentarnos a desayunar porque no hay sitio para poner las sillas - ¿Hay oferta de agua en el súpe? -"No ¿por qué? - ¿Has conquistado a un repartidor? - "No, porque no me lo he propuesto" - Entonces ¿por qué has traído tanta agua? - "No la he comprado. Es del grifo" - ¿No me digas que, en pleno verano, nos la van a cortar? - "No te extrañe" - Miré a Pascualita por si ella podía aclararme algo, pero estaba muy pendiente del trozo de ensaimada que se estaba comiendo. Pepe, siguiendo su costumbre de no entrometerse en conversaciones ajenas, tampoco dijo nada.

    - Apunta en la lista de la compra, chocolate con leche, Nestlé - Y escribió: chocolate con leche. - De Nestlé. - "¡Ni un producto de esa marca volverá a entrar en ésta casa! Si quieren guerra, la tendrán ¡Faltaría más!" - Pascualita nos miró y sopesó si lo que hacíamos era charlar o discutir, así que puse a mano las gafas de sol pero decidió que no pasaba nada. Acabó su trocito de ensaimada y saltó, de repente, sobre la mía que aún no había empezado - ¡¡¡Pascualita. No hagas eso... ¡No, no, nooooo. Eres una guarra! - La sirena se arrastraba lamiendo todo el azúcar de la ensaimada. Le tiré la servilleta y quedó tapada.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaa! ¿Te queda chocolate Nestlé o cualquier producto de esa marca? ¡Dámelo que me lo comeré todo! No va a quedar ni el recuerdo. ¡Será cabrón y bocazas su presidente! Ha dicho (harto de vino, supongo) que EL AGUA NO ES UN DERECHO. Que debería estar privatizada y cotizar en bolsa. ¡Se lo quieren quedar todooooooooo! ¡¡¡Hay que engrasar las guillotinas!!! - ¿Por eso guardas agua, abuela? ¿Para que no nos la cobren? - "Es un tesoro de la Humanidad y este cabrón..." - ¡¡¡Atajo de sinvergüenzaaaas!!!  (la Cotilla estaba fuera de sí) ¡¡¡No me llegará la pensión ni para morirme!!! (daba puñetazos en la mesa y me temí lo que ocurrió ¡Le dio, de refilón, a Pascualita!) - Como un pequeño fantasma, la servilleta se levantó. La cara de espanto de la vecina me despistó y no vi cuando la sirena clavó sus dientes en la mano que la había atacado y que había quedado en alto, por la sorpresa.

    Los gritos, saltos, carreras y llantos, no se hicieron esperar - Esta genuza tiene  mucho poder aaaaayyyyya! Ha sido nombrarlo y ha mandado ¡aaaaaaaayyyyyyy! contra mí, un arma de destrucción masiva ¡aaaaayyyy! ¡¡¡Chinchón. Quiero chinchóóóóóóón!!!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook