Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    San Mandinga.

    El abuelito ha venido a traerme un regalo porque, está convencido de que su madre ha mejorado tanto, gracias a mi. - No sé que le dijiste... (aquí se sorbió los mocos)... ni siquiera sé si le dijiste algo... ejem... pero el caso es que está mucho mejor... Y no ha echo falta poner la relíquia junto a la... (volvió a sorber mientras se enjugaba un lagrimón) cama... - ¿Qué relíquia? - La de san Mandinga... ejem, ejem... Un pariente nuestro nacido en la Edad Media...

    - Tómate un chinchón, abuelito y te levantará el ánimo... Así que tenemos un santo en la familia. ¿Es milagroso? - Tiene fama de serlo. - Si se lo pedimos ¿puede tocarnos el Gordo de Navidad? - Claro que no. San Mandinga trata cosas serias. - ¿Y no te parece serio que te toque el Gordo? - Mi madre quiere venirse a vivir contigo. - ¡¿La Momia?! ... Vale, pero con la condición de que traigas también la reliquia... Por cierto ¿de qué parte del cuerpo se trata? - Del pene. - ¡Jopé! - Tenía fama en toda la tierra conocida de aquel entonces. - ¡Que me dices! - Había largas colas de gentes que llegaban a su cueva... - ¿Era un anacoreta? - Que yo sepa, no. Según cuentan las crónicas, las casas estaban muy caras, había mucha especulación y él recibía el pago a su trabajo, en especias, lo más económico que encontró fue una cueva - ¿Y en qué consistía su trabajo? - En aquellos tiempos eran mucho de tocar... - ¡Calla, calla. No sigas! - y milagrosamente, al crecer su fama de milagrero, creció también su apéndice. Dicen que era algo descomunal aunque, a nosotros nos llegó muy disminuído. Apenas es como un cacahuete. - ¡Que desilusión, abuelito! - Cuando lo mataron, cortaron el pene en plan chorizo y lo repartiron por villas y aldeas a fin de que todo el mundo quedara contento.- ¿Quién lo mató? - Sus acólitos que comprendieron que el hombre, al ser tan longevo, se cargaría el negocio por cansino. - ¿Por eso tuvieron que matarlo? . Por eso y porque vivo no se dejaba cortar nada.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaa! Hola, Andresito ¿Ya se ha muerto la Momia?... Bueno, todo se andará y cuando ocurra, llámame que tengo unas croquetas muy buenas para el velatorio. Las congelaré - ¿Vienes del supermercado? - No. De su contenedor. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook