Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 21
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Reunión de vecinos.

     La Cotilla ha venido muy arreglada. No la he visto así desde la boda de la abuela. ¡Hasta rímel se ha puesto en las pestañas! Y los labios pintados en rojo pasión que tiran de espaldas. - ¿Ese no es el mismo tono que usa la abuela? - Es posible... lo encontré el otro día en su casa. - ¡Lo ha robado! - Que boca más sucia tienes. Estaba abandonado en el lavabo de su habitación. - ¿Qué hacía usted allí ¡No me lo diga! ¡¡¡Cotillear!!!... ¿La ropa que lleva también estaba abandonada? - Es de un contenedor del barrio de tus abuelos. La ropa de allí luce más. - ¿Va de boda? - No. Es que voy a ser Presidenta.

    - ¿De Europa? eso es mucho suponer ¿no le parece? - ¡Que no, tonta! Presidenta de la escalera. Esta noche hay reunión de vecinos para hacer el relevo y me toca a mí. - Pero el piso no es suyo. - Como si lo fuera después de los años que hace que vivo en él. - Esto es una Comunidad de PROPIETARIOS y usted es INQUILINA. - ¿Quién se acuerda ya de eso?

    Durante la comida seguimos discutiendo pero la mujer no daba su brazo a torcer. Cuando Geoooorge nos sirvió la comida se la quedó mirando, muy serio y con los ojos como platos. Luego me miró a mi y dijo, medio estrangulado por la risa - ¿Ser... ser... glub... ser...? - ¡Que sí, hombre! Es la Cotilla... ¿A qué está guapa? - volvió a su seriedad profesional, cogió la botella de chinchón que estaba sobre la mesa y se la llevó - ¡Oye, inglés, trae eso! (gritó la vecina pero el mayordomo no le hizo porque creía que yo ya había bebido bastante)

    A las siete de la tarde comenzó la reunión. Algunos vecinos no saludaron a la Cotilla porque no la reconocieron. Otros se daban codazos unos a otros y soltaban una risita. Ella estaba encantada por la expectación que creaba. Y así estuvo hasta que se nombró al nuevo Presidente - ¡Alto! Impugno el nombramiento. La Presidencia es para mí. ¡Me toca! - Y empezó el guirigay. - ¡No os liéis que no acabaremos nunca y hay partido en la tele! gritaba uno. - ¡¿Por qué no podemos ser presidentes los inquilinos si pagamos una cuota?! - La Cotilla se subió en el macetón de la entrada gritando - ¡¡¡Os pongáis como os pongáis, la Presidenta soy yo!!! - ¡Usted lo que tiene que hacer es pagar las cuotas que debe, tía fantasma! - ¡Administrador, que conste en acta que este mamarracho me ha faltado al respeto! - Ese mamarracho tiene más razón que un santo ¡Debe más de un año de gastos de escalera! - ¡¡¡El mamarracho lo será usted!!! dijo el aludido enganchándose con el administrador. Mientras, un grupo de vecinas se puso a gritar ¡¡¡Que pague lo que debe. Que pague lo que debe!!! - ¡Soy pensionista y no llego a fin de mes! - Lo que tiene es mucha cara ¡mal pagadora! - ¡Ni se le ocurra coger el ascensor mientras no pague!...

    La cosa se estaba poniendo fea para la Cotilla y decidí intervenir - Vecinos, si el domingo saca los votos necesarios para ir a Europa ¡la perderemos de vista durante cuatro años! - El nuevo Presidente se estrenó diciendo - ¡El domingo todos a votar al  ¡¡¡Y TÚ MÁS!!! y encima tendrá dinero para pagarnos! Si gana la Cotilla ¡ganamos todos!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook