Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 22
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Recortes.

     - "Nena, la cesta de la compra ha subido 100 euros y tú sigues dándome la misma miseria ¿Qué hacemos? ¿Me das más dinero o pido al Govern que nos rescate?" - ¡Lo que tienes que hacer es recortar gastos! - "Como no me recorte las uñas no sé qué más puedo hacer" - Yo te lo diré: la Cotilla que coma en su casa... - "Pero si no le llega la paga..." - No es asunto nuestro. Los pollos para las croquetas no los compres frescos, cuando están a punto de caducar están más baratos... o mejor aún, ves a los contenedores de basura de los supermercados y los recoges de allí, son gratis. - "¡Estás loca!" - A Blas le dices que, en el sobre que deja bajo la maceta del recibidor, ponga una cantidad fija y no la que le de la gana. - "¿Pero... pero...?" - Andresito y el Médico, cuando vengan a comer, que se pasen antes por el mercado y nos llenen la nevera en vez de traer tartas o pasteles. Y tu deja de ir tanto al Funeral que por ahí también se van los euros - "¡Si todo me lo paga mi novio!" - Se acabó el ir tanto a las tiendas de los chinos, ya no tienen las cosas tan baratas como antes y si necesitas algo de verdad, habla con el señor Li para que te haga descuento... ¡Ah! Y nada de comprar una revista cada semana. En el contenedor de papel siempre hay, solo es cuestión de que estés atenta cuando la peluquera vaya a tirar las suyas. Se las pides. Y si quieres leer libros, que te los presten. Ni un euro para eso. Total, después ocupan sitio y se llenan de polvo... En cuanto a Pascualita, se acabó comprarle de comer, como le gusta todo le das un poco de lo nuestro y va que chuta. Fíjate si puedes ahorrar y eso que solo te he hecho un pequeño repaso - La abuela echaba chispas - "¡Rajoy, más que Rajoy!"

    A mediodía la Cotilla entró rápida como siempre y se sentó a la mesa. - Se os ha olvidado ponerme cubierto - "No, hija. Son los recortes que ha impuesto la paganini ésta" - ¿Ya no voy a comer aquí? ¿Qué va a ser de  mi ahora? - Esto no es un asilo.  Aprenda a apañárselas con la paga que le dan - ¿Estás oyendo a tu nieta? Me condena al hambre y la miseria - ¡Pues vaya a llorarle a los bancos que han despilfarrado! - ¿Que has puesto para comer? - "Cuatro albóndigas, dos para mi nieta y dos para mi, y un poco de salsa de tomate". Que birria - Así ahorraremos en gimnasio.

    A media tarde bajó la Cotilla - Tengo más hambre que el perro de un ciego. ¿No te ha quedado un poco de salsa para rebañar? - "Nada pero tengo pan, lo tostamos, le ponemos aceite y nos lo tomamos con café con leche" - ¡Hum, bocato de cardinale!

    Unos días después yo estaba desfallecida, la abuela no me miraba a la cara y Pascualita quería morderme en cuanto me veía. Toda la casa estaba llena de notas: ¡No a los recortes! ¡Inepta! ¡Inútil! ¡Antes muerta que recortada! Cuando nos sentamos a la mesa en mi plato había unas tristes lentejas sin chorizo ni sustancia en cambio la abuela y la Cotilla (¡¿Qué hace ésta aquí?! pensé) daban buena cuenta de un pescado al horno con verduras que olía a gloria. Al ver mi cara de asombro la abuela me dijo: "He pensado que si quieres hacer recortes es justo que los hagas pero como yo no quiero, lo que ahorro en tu comida lo añado a la mía y así la Cotilla y yo comemos mejor" - ¿Pero...? - "No hay pero que valga. Hazte a la idea de que tu eres de los que pasan por el aro y yo soy el Gobierno que te aconseja recortar  mientras se sube el sueldo... ¡Ah! y no pienses probar el chinchón  así la botella nos durará más".

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook