Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 21
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Quién mal entiende, mal contesta.

     Mientras desayunábamos la abuela me ha dicho que hoy es el cumpleaños de Germán. Y eso nos ha dado pie para reír un rato recordando cosas de él hasta que, casi nos atragantamos cuando la Cotilla ha entrado en la cocina como un torbellino. - ¡Así que ahora te dejas ver con extranjeros! ¿Qué pasa. ¿No es bueno el ganado nacional? (me ha dicho plantándose delante de mí)  ¿No te da vergüenza que tu nieta salga con alemanes? ¿Quieres un biznieto al que no entenderás cuando te hable? ... ¡No te hagas la sorprendida! Casualmente he oído vuestra conversación desde mi casa. - "¡La oreja la tienes bien desarrollada pero no te enteras de la copla!" - ¿Qué no? ¿A que estabais hablando de los germanos? - Un chorrito de agua envenenada cayó sobre su mano y la vecina dio un salto, asustada. entonces vio a Pascualita que estaba sentad en el borde del "acuario".  Rápida como el rayo, la abuela dijo: - "¡Es un ánima del Purgatorio!"

    La Cotilla se había acercado, poco a poco a la sirena para mirarla de cerca. Yo me puse las gafas de sol por si "llovía" más y me daba en los ojos. - Eso es una gamba gorda de las que le gustan al señor Li...-  "Mira, llevo al ánima de adorno" - La abuela se la colocó en el pelo, apoyada en el coletero al que Pascualita se aferró para no caerse. Yo salí al quite - Íbamos a tomar un chinchón ¿Le apetece uno? - Lo tomaré porque no me gusta despreciar a nadie. ¡Mira que salir con un germano!  Pues anda que no les haría yo un favor a los que desprecias... - ¡Mucha hambre es lo que hay! - ¿Has oído a tu nieta? ¡Qué cruz tienes con ella! ... ¿Que vamos a comer hoy - Usted no pierde rípio - "Lentejas en honor de Germ..." - ¿Del alemán? Pero, ¿cómo es posible?... vale, me apunto pero que conste que lo hago para no tengas que tirarlas.

    Mientras tomábamos el café, la abuela ha propuesto un brindis : "¡Por Germán. Felicidades! - ¿Germán?... ¿lo conoces? era un novio que tuve allá por los años 30... Ahora recuerdo que una pajarraca me lo quitó ¿¡Fuíste tú!? - le gritó a la abuela. - "Anda, Cotilla, bebe y calla."

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook