Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 11
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    moviles
    smartphone
    android
    xiaomi
    huawei

    ¡Que suerte tiene la abuela!

      - "Desde que tenemos nuevo Papa mucha gente quiere emularle" - ¿Cómo. Vistiendo de blanco? Pensaremos que son del Real Madrid en lugar de papistas. - "No, en su trabajo. Fíjate lo que ha dicho un "señor de bien" a raíz de eso que se ha dado en llamar escraches: Que si le insultan a él o a alguien de su familia "LES VA DAR UNA HOSTIA que no se la esperan" -  ¿Ya no hacen falta años de estudio en el Seminario? - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaa! Si estáis hablando de Iglesia preguntadme a mí que ese tema lo domino. - Usted de lo que sabe es de abrir y limpiar cepillos. - ¡Y velones! Siempre me llevo los más apañaos. - "¿Cómo va el trabajo?" - Todavía no hay mucha demanda de plañideras pero todo se andará. Mientras espero que me llamen practico en casa. - "Ya te hemos oído. Pensaba que una vaca se había puesto de parto ¡Menudos mugidos!" - Es que aún no le cogido el tranquillo.

    - Traigo fruta de la buena, para que luego digáis que siempre vengo con las manos vacías. Mirad que naranjas, pura miel. Y qué me decís de estos tomates ¿preciosos, eh? Y caros. Son de lo mejorcito. - Se nota que le han pagado. Tendré que retirar mi acusación y pedirle disculpas. - Vale, pero hazlo deprisa que voy a subir todo esto a mi casa. - ¿No es para nosotras? - ¿Crees que con la miseria de paga que tengo puedo ir por regalando fruta? Tu nieta está cada día más tonta. - ¡Abuela, que no coma aquí!

    Al final nos ha confesado que esta mañana, en el mercado a visto a dos descuideros que robaban carteras a compradoras despistadas y cuando una se ha dado cuenta se ha formado un bullicio del que todos han estado pendientes, momento que ha aprovechado para dejar caer en su cesta, lo mejor de cada puesto. - ¡Que cuajo tiene! ¿No le da vergüenza? - Quién tiene vergüenza, ni come ni almuerza, boba de Coria. - "Ya podrías haber cogido tomates Raf... y pimientos entreveraos para asar" - Es que estaban más adentro del puesto. - "La próxima vez esmérate un poco más y te compraré algo" - ¡Eso! ¡Animala a robar!

    Llamaron a la puerta y abrí sin dejar de gritar pasillo adelante - ¡Ladrona! - Me encontré, frente a frente, con dos municipales. A uno le conocía. Al que tenía la cara blanca y un tic nervioso - Hemos oído la palabra ladrona ¿ocurre algo? - Mejor no preguntes (dijo el Municipal) y vamonos. - ¡Glub! Esto.. - "Hola. Venga, nena, aligera o la partida de cartas se nos hará eterna" - El otro guardia se echó a reir - ¡Vaya confusión jejejeje! ... Le traemos una notificación: ha sido elegida para ser miembro de un jurado popular. Se la llamará o no, pero durante un tiempo tiene que estar localizable" - ¡Que ilusión! ¿En el juicio de Urdangarín? ¿Saldré en la tele y el Hola? ¡Gracias, gracias!" - y les estampó un beso a cada uno.

    Tomando el chinchón la Cotilla aún refunfuñaba. - Con lo que me gustaría ser jurado... ¡no hay derecho! ¡Que suerte tienes! - "¿Será por qué soy más guapa? jajajajaja" - He esperado a que el chinchón las durmiera y ahora estoy con Pascualita haciendo ejercicio gimnásticos. Y reconozco que la Cotilla lleva razón ¿por qué todo lo bueno le toca a la abuela?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook