Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    Que mala es la envidia.

    Que mala es la envidia.

     

    Pascualita y yo hemos estado tranquilas varios días mientras la Cotilla estaba entre rejas. De vez en cuando me acordaba de ella y llamaba a la abuela.  - ¿Le llevamos un bocadillo de sardinas? - "Para qué, si dice Andresito que allí los dan muy buenos de chopet" - ¿No sientes ni un poquito de arrepentimiento por lo que le has hecho? - "Ni pizca. Mientras está encerrada hace tres comidas al día y, encima, saldrá con más dinero porque no habrá tenido gastos y llegará a fin de mes con la paga casi entera. ¡Menudo favor le estoy haciendo!" - Visto así...

    A mediodía los abuelitos se presentaron en casa con una paella de mariscos . Querían hablarme de su situación matrimonial, que no es muy buena desde la última faena de ella. Sentada a la mesa, con la sirena colocada en plan broche, la abuela abrió el fuego de la discusión - "Tienes ante ti a la persona más egoísta que se pasea por Palma" - Menos mal que lo reconoces, abuela. - "Las faltas de los demás no me duele reconocerlas y Andresito es muy egoísta" - Pero si siempre hago lo que tu quieres aunque no me guste. - "¡Es tu obligación! El cura, al casarnos nos dijo que: Para lo bueno y para lo malo. O sea que hay que estar a las duras y a las maduras ¿te acuerdas? Pues no lo parece" - Eso iba para los dos, no solo para mi. - "Eres duro de mollera ¿cómo va a ser para mi si el cabezón de familia eres tú?" - Se dice cabeza, abuela. - "En este caso no, porque es muy cabezón"

    La discusión siguió hasta que terminamos de comer y nos trasladamos a la salita a tomar café. Allí el abuelito, que iba embalado con sus razonamientos, tropezó con un muro de cemento armado. - "¡Chist, calla ya y pon unos chinchones!" - No se hizo de rogar (será por la fuerza de la costumbre) después intentó reanudar de nuevo la discusión pero la abuela ya no le escuchaba porque roncaba a pierna suelta recostada en el sofá. - ¿Te das cuenta de lo triste que es mi vida, nena? (me dijo, acongojado) - Y no recuerdo si le contesté...Es que la siesta es sagrada.

    Por la tarde vino la Cotilla. - "¡Hombreeeeeeee, dichosos los ojos que te ven!" (gritó alborozada mi abuela en una actuación digna de un Oscar) - He estado en la cárcel. - "Serás envidiosa toda tu vida. Menos mal que Andresito no se tiró a un pozo porque te hubiéses tirado detrás con tal de quitarle el protagonismo" - No lo hice adrede... - "A mi no me engañas, que hace mucho que nos conocemos... ¿Y por qué fue?" - Encontraron unas bolsitas en mi bolso. Dijeron que era droga pero no recuerdo haberlas visto antes... - "La bebida te va a matar (y le sirvió un chinchón) Te tengo dicho que no bebas tanto" - ¿A mí? - "¿Ves? el alcohol te nubla el entendimiento... ¿quiéres otra copa?" - El broche... se mueve (y le tembló la voz) - "Brindemos por que se te vayan las alucinaciones" - No nos hicimos de rogar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook