Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 29
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Que disgusto, Dios mío!

     La abuela tiene un disgusto tremendo, se ha pasado la mañana llorando por las esquinas - "¡Que injusta es la vida! Ahora que tengo la oportunidad de cumplir uno de mis sueños: ir a Londres y tomar el té allí, no va a poder ser" - Pascualita mira preocupada las lágrimas que le resbalan por las mejillas. Supongo que está pensando ¿Cuándo le he tirado yo un chorrito de agua envenenada?

    Estoy sobre ascuas porque, por más que le he preguntado por el motivo no me lo ha podido decir con tanta llorera. La Cotilla, que ha bajado por si hacíamos el aperitivo y apuntarse, ha dicho después de observarla un rato - Es que le remuerde la conciencia por dejarme tirada. O Andresito le ha dicho que de viaje con ella, nanay... como le comenté la de maletas que piensa llevar tu abuela, el hombre se habrá echado atrás. De todos modos sabe, porque se lo dije, que yo con cuatro trapos me apaño... - ¡Bruja!Andresito no iría con usted ni a la  puerta de la calle.

    He tenido que comer un huevo frito con lechuga porque la abuela no estaba para nada. Por un momento, mientras comía, pensé que la sirena iba a atacarme creyendo que la culpable del disgusto soy yo, así que me he puesto las gafas de sol y el guante de acero y me he llevado a Pascualita al cuarto de la abuela para que le haga compañía.

    No es que haya comido sola porque no ha venido nadie ¡que va! Hasta el Municipal ha estado aquí pero cuando han sabido que la que se iba a encargar de la cocina era yo, se han largado precipitadamente.

    A media tarde he llamado a Andresito. Estaba preocupada y ya que él es el novio, justo es que también se preocupe por la abuela. Así seremos dos.

    ¡Por fin sé lo que le pasa! Me ha dado un ataque de risa aunque, por lo visto no ha sido muy oportuno, así que me he ido a la salita y les he dejado solos en el cuarto. En cuanto a visto a Andresito ha saltado de la cama, ansiosa - "¿Estaremos aquí el 8 de junio?" - No. Volvemos el 10 - "¡Lo sabía, lo sabía!... ¡Pues no podemos irnos!" - ¿Por qué si ya lo tenemos todo arreglado? - "¡Porque el 8 se casan Kike y Ana!" - ¿Y? - "Pues que los angelitos nos recuerdan cada día desde el Diario la fecha para que no se nos olvide. No nos queda otra ¡Tenemos que ir! No podemos poner la excusa de que no sabíamos cuando era la boda ¡Con el pastón que se están gastando!" - ¿Los conoces? - "No, pero de tanto verlos en la foto... ¿No te parece que han tenido un detalle?... No podemos faltar" - Bueno, me iré yo solo a ver las Joyas de la  Corona de la Reina..., el Támesis..., el... - "¡No sigas!... Les mandaré un abrelatas de regalo (es algo muy útil y nunca te lo regalan) y excusaré nuestra asistencia" - Por cierto, tenemos que hablar del exceso de equipaje... - "Primero nos tomaremos un chinchón, o varios, a nuestra salud... Dame un besito, anda."

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook