Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 09
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Puesta al día.

    Me he pasado toda la tarde lavando, planchando y guardando ropa. He acabado chorreando, como si saliera de una sauna. Menudo bochorno nos está regalando septiembre. Me he duchado siete veces. Pascualita ha salido una vez a sentarse en el escurridor de la fregona y en cuanto le ha dado el aire caliente se ha zambullido. Le he puesto dos o tres cubitos en el agua para refrescarla. En cuanto los ha visto, la sirena se ha abrazado a uno y no se separa de él.

    -¡Ave... mar... maría purís... imaaa... aaaaaaaa! Me ahogo... Toma (me dio un abanico) abanícame, que no estoy para hacer esfuerzos. - Búsquese a otra porque yo estoy para el arrastre... - ¿Nos tomamos un chinchón... o dos, on the rocks para mitigar el calor? - Si, hija, sí. Cójalo. - ¿Yooooo? No puedo... ¿no ves que estoy echa una braga?

    - Ha venido tu abuela... ¿oyes los bocinazos del autobús? - Un día vamos a tener un disgusto por culpa de sus aires de grandeza. - "¡Hoooolaaaaaaaaa!... ¿Habéis estado picando piedra?" - Pues... no. - ¿Y esos calores? (me dijo a mí) ¡No serán por la menopausia! ¡Te dije que se te estaba pasando el arroz y no me has hecho caso! Al final me quedo sin bisnieto por vaga, por apática, por sosa, por..." - ¡Vale, ya está bien! Tengo calor, eso es todo. - "¿Calor?... Bueno, sí que hace pero como para que te caiga el sudor a chorros, no." - Cotilla, mi abuela está enferma. - Muy enferma (dijo la vecina) ¿Quieres un chinchón on the rocks? - "Claro... Donde hace calor es aquí ¿no tendrás encendido el horno? en cambio en el rolls royce se está de maravilla con el aire acondicionado perfectamente regulado" - ¡Ya salió la millonetis! (dije, enfadada)

    - "Saca ese juego de sábanas blancas que compraste en las rebajas que te las voy a poner al día" - ¿Cómo que al día? - Acostumbrada como estoy a obedecer a mi abuela, saqué las sábanas. - "Ayer intenté hacerlo con los manteles de El Funeral y el dueño se enfadó. ¡Que gente más retrógrada! Este tío es un inmobilista total. Si todos fuésemos como él aún viviríamos en las cavernas" - Ya me estaba arrepintiendo de haber sacado las sábanas.

    Con un sacudida, extendió la primera sábana sobre la mesa, luego buscó algo en su bolso y sacó  rotuladores negros y bolígrafos rojos. Nos dio uno de cada a la Cotilla y a mí y dijo: - "Dejad correr la imaginación" - mientras empezaba a llenar la tela de rayajos y dibujitos. - ¡¿Qué haces, loca?! - "¡Vamos. Sin miedo. Dibuja lo que se te ocurra. Las sábanas son tuyas!" - La Cotilla dibujó panes, platos de sopa, botellas de vino... sin la menor idea artística. Y la abuela, otra que tal - ¡¡¡BASTA, BASTAAAAAAAAAAAAAAA!!! -  Pero no pararon hasta que a penas quedaron trozos de tela sin pintar. - "Ha quedado de cine. ¡como el vestido de novia de Angelina Jolie! Trae la otra sábana"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook