Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 23
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Preocupada.

     Gruesos lagrimones corrían por las ajadas mejillas, sin maquillar, de la abuela. Gota a gota, caían en su café con leche y al ratito exclamó - "¡Niña, este café está frío!" - Pues llora después de desayunar. - "¡Lloro cuando me da la gana, que para eso tengo un marido rico!"

    Ni siquiera se dio cuenta cuando Pascualita se comió más de media ensaimada suya ¡ - "¿Hay oferta de medias ensaimadas en tu barrio proletario? Pues si que están mal las cosas". - Ha sido... - "¿Ha sido la crisis? Estoy harta de oír ésta palabra... No puedo dejar de pensar que tiene la culpa de que se llevaran a mi amiga" - ¿La crisis? - "¡Cierra la boca y come!"

    Tal vez vino atraído por el olor de las ensaimadas, el caso es que el guardia civil Jaume se presentó en casa a tiempo para desayunar. Al principio puso la excusa de estar de servicio pero los ojos le hacían chiribitas y una vez que logramos que se sentara, dejó el plato limpio. Luego se preparó para contarnos algo pero la abuela lo interrumpió antes de que abriese la boca. - "¿Le estás haciendo la pelota al guardia? ¡Le has dado una ensaimada entera, boba de Coria!" - ¡Y a ti también! - Discutimos durante un rato en un auténtico diálogo de besugos y sin poder hablar de Pascualita y su faena, delante de un extraño. Mientras tanto, Jaume se entretuvo mirándo la pila bautismal y el extraño pez que nada en ella - ¿Es japonés? - preguntó - "¿Quién? ¿El panadero?"... - Este bicho (la señaló) - "No tengo ni idea... ¿Acaso tienes que hablar con él?" (esto último lo dijo con brusquedad)

    Así que Jaume se dejó de florituras y nos informó de que aún no sabían nada concreto sobre la desaparición de la Cotilla... - "Tengo la teoría de que ha sido cosa de la crisis. Ella es una pensionista que tiene que buscarse las habichuelas porque lo que cobra no le basta para vivir y si le ofrecieron el oro y el moro para que escondiera el avión de Malasia... ¡blanco y en botella! - ¿De qué habla? No entiendo nada. - Bienvenido al club, guapo .

    La abuela, enfadada se acercó a Jaume, le cogió una mano y la sumergió en la pila bautismal - "Estás espeso de buena mañana ¡Coge al pez! dicen que trae suerte" - Veloz como el rayo, la sirena le cogió a él clavándole los dientes en la benemérita mano, donde quedó enganchada. Sin hacer caso de los gritos y aspavientos, carreras y llantos del guardia Jaume, la abuela siguió exponiendo su teoría: " Está en París. En el parque de Disney. ¿Quién lo buscará allí? ¡Nadie! y si lo ven pensarán que pertenece al guión de alguna de las películas y no le darán importancia" - ¿Habla en serio? (me preguntó, desesperado de dolor) -Sí, ha empezado temprano a darle tientos a la botella de chinchón...

    Mañana tendré que comprar otra. Lo que quedaba se lo ha tomado Jaume, para que, cuando se despierte dolorido y con resaca, no recuerde nada de lo que le ha pasado. Y yo que pensaba que sería una mañana tranquila.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook