Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 02
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    Pleno en el Ayuntamiento

    Pleno en el Ayuntamiento.

     

    La abuela y la Cotilla han llegado a casa acaloradas. - ¿Tenemos otro veranillo de san Martín? Pues llega tarde porque ya deben estar hechas todas las sobrassadas. - "De veranillo, nada ¡Mira como tengo las manos? ¡Heladas!" - ¿Y esos colores que traéis en la cara? - "Venimos del Ayuntamiento de ver a José" - ¿José? - "El Alcalde"

    "Hoy había pleno en el Ayuntamiento porque se tenían que aprobar los presupuestos para ésta legislatura. Cuando me invitaron a ir dije que no ¡menudo tostón! Ya me basta con aguantar a Andresito cuando se pone a hablar de política. Pero, al final me convencieron al decirme que se hablaría de las subvenciones que dan a las asociaciones de la Tercera Edad - "Hay que ir (me dijo mi amiga) porque nos quieren quitar el dinero y los casals. Ven, aunque solo sea para hacer bulto. Y he ido. Por el camino me he encontrado con la Cotilla y nos lo hemos pasado pipa. Volveremos otro día"

    - "Los concellers exponían las cosas con educación. Sin levantar la voz. Guardando el turno. Respetando los tiempos... Un aburrimiento. Entonces la sala, preciosa y llena de hombres y alguna mujer, que en su día fueron elegidos Hijos Ilustres de la Ciudad que nos miraban desde los marcos de sus cuadros, se ha llenado hasta la bandera de jubilados y jubiladas aguerridos, dispuesto a defender lo que consideran suyo. Han sacado pancartas, folios con lemas alusivos y, sobre todo, han gritado, pataleado, insultado una y otra vez ¡Aquello era un carnaval y nos hemos unido a él! Menudo escándalo hemos formado. Los viejos se han cabreado. Ha sido una pena que no llevaran garrotas, porque hubiésen corrido a los políticos por todo el Ayuntamiento" - Hacía tiempo que no me reía tanto (dijo la Cotilla, entusiasmada)

    - Los Pinochos han tomado la palabra diciendo lo que los viejos querían oír ¡Aquello ha sido el delirio! Hemos aplaudido enfervorizados y hasta hemos cargado las culpas de todo a las espaldas del alcalde nuevo.

    - "El Alcalde nos ha reñido ¿A mí me vas a reñir tú? le he dicho. ¡Atrévete si eres valiente! La que se ha vuelto a liar. He tenido que usar el abanico y creo que me ha subido la tensión a tope. La gente me coreaba ¡Torera, torera! entonces ha vuelto a oírse la voz de José" - ¿José? - ·"El alcalde. Nos ha amenazado, a la Cotilla y a mi, con echarnos de la sala. Los gritos y los insultos han subido de tono. Yo gritaba ¡¡¡Que me saquen. Que me saquen!!! Pero no ha habido manera y eso me ha cabreado" - Queríamos salir en brazos de los municipales que intentaban guardar el órden porque había dos o tres que estaban buenísimos". - No lo hemos conseguido así que, mientras todos gritaban y nadie se entendía, nosotras nos hemos ido tranquilamente al rolls royce que estaba en el aparcamiento del Alcalde"

    - ¿Al final habéis logrado algo? - "¡Ni idea!" - La próxima vez me lleváis a mi también (estaba ilusionada con lo que contaban) Las dos viejas me miraron preocupadas - "No va a ser posible. Allí tiene que ir gente aguerrida como nosotras y no como tú, alma cándida. Anda, pónnos unos chinchones y dedícate a lo que sabes hacer..." La Cotilla y yo esperábamos que la abuela acabara la frase para saber qué es lo que se hacer. - Ella, impasible, se echó dos copas al coleto y mirándome, remató: - "¡Nada!"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook