Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 10
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pesadilla.

     Una rata gorda y lozana se ha cruzado conmigo en la calle y me he puesto a gritar como una loca. El bicho ha dado tal salto que a punto ha estado de subirse a la farola. Luego, reponiéndose del susto, me ha mirado con desprecio. Acto seguido ha continuado su camino hasta llegar a la cloaca más cercana y perderse en ella.

    Cuando todo ha pasado me he dado cuenta de que la gente me miraba molesta. Les habrían molestado los gritos ¿Pero qué iba a hacer? Lo que estaba ante mi era una rata ¡una señora rata! Y no he corrido porque el miedo me ha paralizado... ¿Tan raro es? No entiendo este proceder. Era una rata. Como las que trajeron la Peste a Europa causando una mortandad. Las que aprovechan cualquier resquicio para entrar en nuestras casas y  colarse en la despensa... ¡Una rata, vamos!

    La gente me dio la espalda y cada uno siguió a lo suyo mientras yo me hacía cruces ¿Solo me asustan a mí? ¿Por qué nadie ha intentado matarla? ¿A que ha venido esa actitud de desapego hacia mi? ¿Y si me hubiese mordido, qué? ... - ¡¡¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! ¡Menudos ronquidos, guapa! - ¡¿Qué pasa?! ¿Y la rata? - ¡No me digas que hay una aquí! (gritó la Cotilla) - En la calle... Hace un momento yo... estaba en la... calle. ¿Qué hago aquí? - Dormir. Habrás tenido una pesadilla. ¿Nos tomamos un chinchón para despejarte?

    - No le des más vueltas al sueño. Tal vez se trataba de una de las ratas que tenemos asignadas cada ciudadano. Hay unas cuantas para cada uno. - ¡Regalo las mías a quién las quiera! - Yo prefiero sortearlas y sacarme unos euros. - ¿Tiene usted alguna explicación del por qué la rata me ha mirado con desprecio? - ¿Me lo preguntas como vecina o es una consulta profesional? - ¿Profesional de qué? - Interpretadora de sueños. Y eso tiene una tarifa. - ¡¿Me está pidiendo que le pague por una chorrada?! -

    Después de discutir un rato, la Cotilla ha dicho - Has hecho algo tan vil que hasta las ratas de cloaca te desprecian... ¡Ya está! ¿Cuándo comemos? - Se me pusieron los pelos de punta y la carne de gallina. ¡Es cierto! ¡He engañado a toda la familia con mi falso embarazo! ¿Acaso la indiferencia de la gente será el castigo por haber mentido? ¡¡¡Aaaayyyyyyyyy!!! ¿Qué hago? ¿Finjo un aborto múltiple? ¡No puedo. Se descubriría el pastel! - La Cotilla no me quitaba ojo - ¿Estás bien? - Sí, sí (disimulé) ¿por qué? - Porque me he comido tu tiramisú y ni te has enterado. - ¡Maldita sea. Era mi antojo del día!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook