Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 10
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Parásita.

     La Cotilla no nos habla. Que mujer más rara, no sabe aguantar una broma. En cambio la abuela se parte de risa cuando recuerda el episodio. - "Jajajajajaja. Es que aún veo la cara que puso cuando dio el primer trago, jajajajaja" - Creo que te pasaste un poco. - "¡Que va! Cuando lo conté en El Funeral fue muy divertido,  sobre todo la salida de Conchi que me dijo: tendrías que haber puesto una guinda en la copa jajajaja ¿te imaginas? ¡Una guinda con aceite de hígado de bacalao!"

    Pascualita está asombrada. No le quita ojo a su amiga. Al principio le debió parecer que discutíamos y yo me puse las gafas de sol por si acaso. Ahora nos mira con curiosidad. Debe pensar que estamos locas.

    De repente ha saltado a la mesa de la cocina y ha reptado hasta Pepe. Le comenté a la abuela las libertades que se está tomando la sirena y me contestó que, siendo como es, de la familia, Pascualita puede ir a donde le de la gana. Yo lo decía porque cualquier día puede estar arrastrándose por el suelo y si no la vemos, podemos pisarla y ¡adiós Madrid!. La abuela estuvo reconsiderando esta posibilidad y ha encontrado una solución: ponerle un cascabel al cuello.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaa! - ¡Hombre, la hija pródiga! - Eso lo serás tú. Yo vengo a ver qué hay de comer. - "¿No nos hablas y quieres que te invitemos?" - Que tendrá que ver la velocidad con el tocino... Espero que no sea nada contundente porque tengo el estómago revuelto. - ¿Aún? - De pequeña quedé saturada de esa porquería. Mi madre me lo daba todos los veranos. - "Hay fabada" - ¿Fabada? ¡Yo no puedo comer eso... - "Pues ves a preguntar en el comedor social" - Bueeeeeeeeno, comeré fabada, no creo que me pase nada. - Como que no, se le irá el hambre jejejeje

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook