Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 20
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Paquita.

     No hay quién entienda a la abuela. Con el calor que hace hoy, tiene una actividad frenética desde que se ha levantado. Solo de verla, sudo.

    Para desayunar hemos tenido ensaimadas - La edad se va notando ¿eh?... hoy no es domingo. - "¿Lo dices por las ensaimadas? ¡Come y disfruta ahora que tienes dientes!"

    Ha ido y vuelto del mercado cargada con los avíos de la paella - ¿No serán para hoy? - "Pues sí. Hoy es hoy y mañana Dios dirá. Vendrán a comer nuestros amigos. Todos." - No es tu cumpleaños ni tu santo... ¿qué celebramos? ¿la despedida de soltera? - "Que estamos vivos ¿te parece poco?" - Vivos hemos estado todas las semanas anteriores y no has echo nada de todo ésto. - "Es que se ha ido Paquita y se me han revuelto las tripas. No hay que dejar para mañana lo que podamos hacer hoy" - ¿Y Pascualita? ¿Volverá hoy a su hábitat? - "¿Por qué? Ya estás confundiendo la velocidad con el tocino"

    La paella estaba riquísima. Y la abuela espectacular. Se ha vestido como si fuese a ver al Rey: mini vestido de lentejuelas con los colores del arcoiris haciendo juego con su pelo, bien escotado atrás y delante. Zapatos de plataforma con un tacón de vértigo. Adornada con collares, pulseras y pendientes como un muestrario de bisutería fina. Y en su pecho, el broche con Pascualita como mascarón de proa con su pelambrera- alga alemana. Con todo este boato, ha llevado la paella de la cocina al comedor, sin caerse. Ha sido muy aplaudida.

    La mesa estaba adornada como en Navidad. Y a su alrededor estaban Andresito, el Médico, Blas el parado, Bedulio el Municipal, el señor Li, la Cotilla (ella comió de pie y cuando le preguntaron por qué, dijo que era por una promesa la jodía) y nosotras dos. Todos íbamos de punta en blanco aunque ninguno igualábamos a la abuela. Andresito babeaba cuando la miraba.

    A los postres sacamos el chinchón y brindamos por Paquita. Por su fuerza, su alegría, su valor y su recuerdo

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook