Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 28
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Nos quieren prospeccionar!

     Iba a salir de casa camino de cuantos pasos de cebra encontrara a mi paso para darle a mi ego un homenaje. Hace tiempo que nadie me dice un piropo y ya lo voy necesitando. Así que me planto en la acera y cuando veo que se acerca un coche con prisas, saco mi pie del bordillo y echo a andar sobre las rayas blancas del suelo. Y lo hago despacio, recreándome, como si estuviera desfilando para Christian Dior. En un momento son varios los coches parados y, no siempre, pero a veces el truco funciona y oigo gritar al más nervioso: - ¡Anda, hija, que eres más lenta que un desfile de cojos! Los hay que me dicen cosas más fuertes, insultándome. Pero yo le doy la vuelta a la tortilla y me hago a la idea de que son requiebros galantes... Sí, ya sé que es triste pero es que, de amores, estoy a dos velas.

    En cuanto abrí la puerta de la calle me embistió la abuela que llegaba alborotada y gritando - "¡¡¡Nos van a bombardear si no lo impedimos. Nos van a bombardear!!! - Fui tras ella hasta la cocina. Sacó a Pacualita del termo de los chinos y la dejó en la mesa junto con unos paquetes. La sirena se acercó reptando a su amigo Pepe y se entretuvo mordisqueándolo.- ¡Abuela, se lo va a comer!

    Solo entonces reparó en mi - "¡Ah! ¿estás aquí?" - ¿Quién pensabas que era? - "¡Yo qué se, es que estoy de los nervios!... Vengo de hablar con Mateo" - ¿Mateo? - El alcalde. Y de camino hacia aquí he comprado unos cascos de abañil. Ten, este es para ti... A Pepe no le hace falta, total ya no es de este mundo y a Pascualita le pondré una olla de aluminio, de juguete" - ¿Vamos de disfraces? - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaa!!! ¿Has venido a guisar? (preguntó la Cotilla a su amiga) - "No. Soy una visita" - Pues estamos buenas.

    - "¡Nos quieren prospeccionar!" - ¿Es grave? - "Gravísimo" - Pues me vacunaré. - "No hay vacuna que valga cuando la avaricia anda por medio... a no ser que sea la vacuna la que dé dinero" - ¿Tu abuela ya ha bebido? porque no la entiendo.

    Nos puso al corriente de que unas gentes del petróleo piensan que pueden encontrarlo en el mar que nos rodea. - ¡Pero si aquí no hay! - "¿Ya lo sabes tú?" - Pues... ¡yo que sé! - "Quieren disparar  cañonazos de aire comprimido de más de 200 decibelios, cada pocos segundos durante cinco meses. ¡Hasta los mejillones se quedarían sordos!" - No sabía que tuvieran orejas (dije asombrada) - "Se lo pregunté a "quién ya sabes" y no me dijo ni que sí ni que no (contestó en plan confidencia, la abuela)" - ¿Ya estáis con secretitos? ¡Se que habláis de Pascual. No me engañáis!

    - ¿Y el casco para qué es, abuela? - "Por si hay terremotos a causa de esos disparos" - ¡Ay, no me digas! ¿Y el mío? - "Tu tienes la cabeza dura, Cotilla... Y por si hay un maremoto he comprado una zódiac" - Puedes devolverlo todo porque aquí vivimos del turismo... - "Ya ¿pero tu sabes lo que les gustan los euros a los Pinochos?"

    Tuve que cocinar yo y como hace frío puse a calentar un litro de agua y le eché cuatro avecrenes para hacer una sopa. Luego intenté hacer una tortilla española que se quedó en huevos revueltos. No les gustó la comida a las dos misses y les dije que las quejas se las dieran al maestro armero ¡Encima!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook