Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 30
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    No habrá paseíllo.

     Fueron entrando Andresito, el Médico, el señor Li, la Cotilla, Blas el parado, el Municipal que no paraba de hacerle reverencias al personaje que venía tras él: Mateo... ¡Sí, hombre. El alcalde! Para evitar que se colaran visitas no deseadas, cerré la puerta de golpe.

    Cuando estuvimos sentados en el comedor, la abuela ordenó - "¡Niña, saca las lentejas!" - Mientras dábamos buena cuenta de los platos humeantes y colmados, el señor Li, que estaba a mi lado, aprovechó para preguntarme - ¿Habel gambas goldas de segundo plato? - ¡No! Hay lentejas de primero, de segundo y de tercero. Luego fruta, café y chinchón. - ¡Que poca valiedad! - Pues sí. Y ya sabe lo que dicen de las lentejas... - ¿Qué decil? - Que si quieres las comes y si no, las dejas. - Yo comel y quedalme aquí, pelo sel difícil cogel-las con palillos (dijo enfurruñado)

    Mientras bebíamos el chinchón salió a relucir el tema del paseíllo de la Infanta - ¡No lo hará! (dijeron algunos) - "¿Pero cómo que no? Eso es quitarle glamour a la noticia. Y ese día muchas señoras irán a la peluquería y estrenarán ropa..." - ¿Por qué? (preguntó, asombrado, el Municipal)- "¡¡¡Porque viene el Hola y todas queremos salir en él!!!" - Mi abuelito se dirigió al alcalde - No sabe usted la tabarra que me está dando mi mujer... ¿Qué les cuesta que vaya andando? - Blas el parado opinó que, o todos moros o todos cristianos, pero que él, por su negocio de croquetas, prefería que fuera andando, así habría más posibles clientes en la calle. - Al señor Li le daba igual, total su tienda abriría lo mismo, hubiese gente o no y además le pillaba un poco lejos. - "¿Tú que opinas, Bedulio?" - El Municipal se puso como la grana mientras los demás trataban de esconder la risa apurando el chinchón. - Yo... o no digo... nada.

    - El Médico dijo que no quería hablar - A mi lo que me importa es que todos los enfermos puedan ser atendidos y no tengan que pagar las recetas... - La abuela, viendo que se salía del tema, se volvió hacia Mateo - "¿Y usted no puede hacer nada?... ¿Ni siquiera por mí, alcalde? ... "  (dijo, mimosa) - Y como político que es, se salió por la tangente: - Bueno... Nunca hay que cerrar del todo una puerta... Hay cosas que sí y otras que no jejejejejeje ¿Ya lo sabe, no? - La Cotilla preguntó a la abuela - ¿De qué habla? - "De fútbol, creo"

    Fui a por Pascualita. Y con ella en el bolsillo del vestido, dije - ¿Por qué la gente no puede tener unos escasos minutos de satisfacción? Necesitamos pensar que todos somo iguales aunque en el fondo sabemos que no. ¿Y a qué vienen tanta policía?  ¿Para proteger a la población de los corruptos?... ¡Ah! ¡¡¡¿Para ella?!!! ¡Pero... pero... pero ¡Mateo! ¿no dice nada? - Tendremos que mirar los presupuestos y ja en parlarem jejejejeje - ¡Somos gente pacífica! ¡No hemos delinquido ni nos comemos a nadie! - La abuela me dio un empujón y me callé. Se la veía enfadada porque lo único que había sacado en claro era que nada cambia y encima nos estábamos quedando sin chinchón y no saldría en el Hola. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook