Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Motivo de divorcio.

     La Cotilla llegó procedente del mercado - ¿Qué se te ha perdido a ti allí si todos los días comes de gorra?" - Pensaba coger ideas para que hagas un menú más variado porque, hija mía, no salimos de Pedro, Juan y Andrés...  - "Por ejemplo" (la voz de la abuela había sonado atiplada, mala señal) - No sé... Hace tiempo que no pones conejo... ¿Por qué no haces conejo con cebolla y le echas un chorreón de coñac para que está más bueno? - "¡Y qué más!" - El postre lo dejo a tu elección jejejejeje

    Hoy había conejo con cebolla para comer. ¡Pero es que a mí no me gusta el conejo! Esta puñetera siempre se sale con la suya y un día voy a montar la de San Quintín.

    "¿Está bueno?" - Sí, aunque se nota que hace tiempo que no haces este guiso... A la salsa le falta un poco de picante y menos mal que me has hecho caso y has puesto el coñac... La carne ha quedado un poco dura... y has escatimado cebolla, pero en resumidas cuentas, se puede comer. - "Pues no volveré a hacer conejo en mucho tiempo... ¡me ha escupido!" - ¿El conejo? - ¡Mira! en plena frente. Me ha llenado de aceite y me he quemado. Después de que ellas acabaran de comer y yo de zamparme un bocadillo de queso, nos sentamos al rededor de la tele y después del café corrió el chinchón y desató las lenguas viperinas - ¿Sabes qué me he enterado de que el conejo es muy peligroso?. - "¡¿Y lo dices ahora?!" -  Me lo contó la Trini del Súper... ¿Te acuerdas que a la del tercero de la finca de enfrente la dejó el marido? - "Sí... ¿sabes por qué?" - Claaaaaaro...Porque escalabró al marido y por poco no lo cuenta, así que el hombre se asustó y tomó las de Villadiego... - "¿No se fue con otra?" - No creo que le quedasen ganas. - Seguro que comió conejo con cebolla jejejejeje. - Que graciosa... El caso es que... no sé si debo contarlo delante de la pánfila ésta... - "No te preocupes que ya está curada de espanto, fíjate que es fan del Sálvame" - Bueno, pues me dijo que un día llegó el hombre a su casa con ganas de juerga... ya me entiendes. Y de una cosa pasaron a la otra y de la otra a la otra... - ¿Que otras? Valiente explicación - ¡Ves como es tonta! Pues eso... ¿por donde iba? - "De una cosa a la otra..." - ¡Ah, sí... Total, que el hombre se encontró encarado al túnel del amor... - ¿El de la Feria? - ¡Calla ya, boba de Coria! Sigue... ¿Qué pasó?" - Puesto en esa tesitura, fue a por vino y salió trasquilado porque del interior del túnel salió disparada una bola metálica que le dio entre los dos ojos y le faltó poco para ir a ver a San Pedro. - ¡Jopé! ¿Y eso? - Ella usaba bolas chinas para endurecer los músculos y con el ajetreo se le olvidaron. Cuando él se recuperó la acusó de querer matarlo para quedarse con todo... En fin. Un desastre. - ¿Y qué tiene que ver el conejo en todo este berengenal? Es que no me entero de nada. - Pues hija, a buen entendedor...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook