Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 11
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las manos, pegajosas, de la Cotilla.

     - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaaa! Os traigo un regalo... en realidad es para mí pero, como paro poco en mi casa, gracias a los Pinochos que me han dejado una pensión pelada como la raspa de una sardina... - Y a lo gorrera que es usted. (no me pude callar) - dejaré  aquí esta parejita de diamantes... - ¡Abuela, dile que se los lleve! A saber dónde los ha robado. Nos meterá en un buen lío. - Siento decirte que tu nieta es más tonta cada día. A éste paso acabará en el libro Guinnes de los récords ¡Que cruz tienes con ella! - "¡Son pajaritos, boba de Coria!" - Y vienen con su jaula y todo. Eso sí, la comida tendréis que comprársela vosotras que sino, no llego a fin de mes.

    Puso sobre la mesa de la cocina una jaula, nuevecita, con dos pequeños pajarillos de pico rojo y cantar nada armonioso. - No los ha comprado... Esto es muy nuevo... ¿De dónde los ha sacado? - Ah, se dice el pecado pero no el pecador. - A la pecadora la tengo delante ¿Pero como puede tener las manos tan largas? ¿Y para qué quiere estos bichos? No sirven ni para caldo. - ¡Valiente capitalista te ha salido el engendro este! - Abuela ¿lo de engendro lo dice por mí? - "¡Claro!" - ¡¡¡Fuera de mi casa!!!

    Cinco minutos después estaban desayunando las dos y poco después me sumé yo. Es de tontos que por un enfado, me quede sin comer. Con toda naturalidad, la vecina contó como se le pegó la jaula a la mano cuando pasó junto a un quiosco de prensa. La jaula estaba en el suelo, sola, aunque había un hombre a su lado pero no le hacía ningún caso. ¿Cómo puede decir que los animalitos son suyos? - "Siendo así..." - ¿Y qué es lo que hacía el hombre? - Buscaba monedas para pagar el periódico... que ya son ganas de pagarlo con lo fácil que es cogerlo y salir disimulando. - ¡Eran suyos! ¡Menuda pájarraca está echa! - Al oír mis gritos, Pascualita asomó la cabeza pero al ver que la abuela estaba tranquila, volvió a sumergirse ¡Y a mi que me parta un rayo!

    A la hora de comer volvió la Cotilla. - "¿Qué tal te ha ido la mañana?" (preguntó, amablemente, la abuela) - No me puedo quejar. Han puesto un cura nuevo en una de las parroquias del centro, que no había vaciado los cepillos, porque aún no me conoce jejejejejejejeje Y me ha alegrado el día. - ¡Pues ya les está comprando alpiste a los pajaritos! - ¡Que egoísta es esta chica! - "Sí. Y con la edad que tiene, ya no va a cambiar"

    Ahora tengo una nueva preocupación: Pascualita ya empieza a saltar de la pila bautismal hasta la mesa de la cocina porque los michelines van reduciendo y se puede comer a los diamantes. Estoy deseando que vuelva a comer de todo como antes para cebarla de nuevo.

    Tomando café, la abuela ha sacado una foto de un cajón - ¡Caray, abuela, nunca pensé que fueses tan guapa en tu juventud! - Esta no es ella (dijo la Cotilla con un deje de envidia) Era resultona pero, guapa, lo que se dice guapa, como ésta, ni de coña. - "Fue Esperanza. Una mujer con una vida de novela. Brindemos por ella y ¡que le quiten lo bailao!"- Ni que decir tiene que no nos conformamos con un solo brindis.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook