Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 21
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Primitiva.

     Sobre la cama de la abuela hay un montón de ropa y complementos, muchos suyos y algunos prestados. Lleva toda la mañana probándose cosas. - ¿Vas a ir de fiesta? - "Estoy buscando algo para mi boda". - ¿No habías dicho que ibas a ir de blanco? Yo aquí veo mucho colorido. - "El vestido sí, pero todo lo demás no tiene por qué ser blanco. Fíjate en ésta peineta rosa fucsia que me ha dejado un amigo que es dracqueen" - ¿Estás de broma? Será una boda de postín. Piensa en lo bien relacionado que ésta Andresito con lo mejor de la sociedad. - "¿Qué tendrá que ver la velocidad con el tocino? En mi boda mando yo y quiero lucirme como lo hace una vedette en una noche de estreno"

    - ¡Avemariapurísmaaaaaaaaaaaaaa! ¡Arrodillaos ante una nueva rica! Rica, no ¡¡¡Riquísima!!! - "¿Dónde ésta ese mirlo blanco?" - Ante ti, querida. Soy la ganadora de la Primitiva ¡Me han tocado millones de euros! - "Ya será menos" (noté un tonillo de envidia en la voz de la abuela) - Vale... solo dos ¡¡¡Dos millones de euros!!! - Ahora podrá regalarnos unas cuantas botellas de chinchón a cuenta de las que se ha bebido, por la patilla, durante años . - ¡Eres una egoísta! En cuanto has sabido que tengo dinero ya estás pidiendo. Pues si crees que vas a sacar algo de mí, lo tienes claro. - ¡Abuela, que no coma aquí!

    Se quedó, claro. Y mientras comíamos, la abuela la interrogó - "¿Quién te ha dicho que te ha tocado la Primitiva?" - Lo he oído por la radio. ¡Han dicho mis números! - "¿Los has verificado?" - No hace falta porque no soy sorda. - "¿Dónde tienes el resguardo?" - ¡A ti te lo voy a decir! - La abuela se quedó pensativa un rato, después, mientras empezábamos el segundo plato, soltó: - No has echado una primitiva en tu vida... ¿Estás segura que es tuya? - Naturaca (dijo con chulería de ricachona) - "¿Dónde la has encontrado? porque no me creo que te hayas gastado un euro en ella" - ...Vale... he encontrado una cartera en una de las iglesias donde voy a "trabajar" - ¡Seguro que la ha robado! Es capaz de quitársela al cura. - ¡¿Cómo lo sabes, bocazas?!

    A la hora del café y la copa, la abuela se negó en redondo a darle nada hasta que le enseñara el resguardo de la primitiva. - "Iremos a medias porque te tengo pillada" - ¡¡¡Abuela!!! - "Un millón para cada una o me chivo y te empapelan" - La Cotilla accedió, aunque a regañadientes. Y yo estaba escandalizada - No es justo, abuela... Nosotras somos dos. - "Tienes razón pero tampoco hay que abusar... Trae el resguardo y le haré una foto" - La Cotilla, enfadada porque le acababan de levantar un millón de euros, se lo entregó. -"Pero... pero... pero... ¡Eres tonta perdida! Es un resguardo de mayo del año pasado... ¡No vale nada!" - Los llantos se escucharon por toda la calle. - "La próxima vez que afanes algo, que sean una gafas graduadas, inútil"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook