Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 24
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    La penitencia.

    La penitencia.

     

    Andresito a venido a casa con una garrafa de ¡agua de mar! ... ¿Sabe lo de Pascualita? Menuda bocazas está hecha la abuela. No sabía cómo salir del atolladero porque, además, se ha quedado a desayunar conmigo y no he podido decirle que no porque ha traído ensaimadas de crema, frescas, no como las que trae la Cotilla de los contenedores. Así que he optado por la sutileza. - ¿Hace tiempo que no vas al neurólogo, abuelito? - No he ido nunca. - Ya me parecía a mi... Yo que tú, le haría una visita. - No se me ha perdido nada allí. - Yo creo que sí porque le he dado un sorbo al agua de la garrafa que has traído... aún no sé por qué... y es agua de mar. Es un despiste como unas casas.

    Encima se ha reído de mi. - ¿Está mala, verdad? jajajaja Es agua de Carabaña. He comprado mucha para repartir entre tu casa y la mía porque tu abuela y Geoooorge están de los nervios desde que... ya sabes. El inglés hasta se hace el té con ese agua - Y miró a la cabeza jivarizada que nos contemplaba (es un decir) desde la repisa de la cocina. Se quedó un rato pensativo, luego dijo - ¿Crees que peligra nuestro matrimonio? - Quedé aturdida. - ¿Tienes un ligue?

    No iban por ahí los tiros. El pensaba que, quizá a la abuela le de ahora por rememorar amores pasados y ponga a Roberto (que raro se me hace no llamarlo Pepe) en un pedestal. Que compare a sus dos maridos y salga ganando el muerto. - Huy, no lo creo. De momento ganas por goleada. - Espero que no se lo lleve a la Torre del Paseo Marítimo. No creo que yo pudiera soportarlo. - ¿Vas a ponerte celoso a estas alturas? Pero ¡míralo! no tiene nada, en cambio tú estás de buen ver, eres guapo y, sobre todo, rico. - Cuando se fue parecía más animado.

    Por la tarde, la abuela ha venido hecha un pincel, aunque un poco torcida. - ¿Qué te pasa? - "Hago penitencia" - ¿Por algo en concreto? - "Por haber querido matar a mi primer marido y por querer matar ahora a la Cotilla por no haberlo hecho bien" - No veo el arrepentimiento por ningún lado. - "No lo hay" - ¿Entonces, la penitencia...? - "Me la he puesto yo misma. Me hacía ilusión. Voy a la playa a buscar piedras de Santa Lucía" - ¿Encuentras alguna? - "Esa es la excusa que doy cuando me preguntan por qué voy agachada, mirando al suelo, playa arriba, playa abajo. Estoy descuajaringada. No sé si podré bailar esta noche. Vamos a El Funeral a celebrar la muerte de Ildefonsa. Antes de estirar la pata nos dijo que quería una fiesta por todo lo alto y no vamos a defraudarla" - Bueno, mañana podrás dormir hasta tarde... - "No podré. Tengo que ir temprano a la playa a hacer penitencia" - ¡Que fuerte te ha dado!... ¿Quiéres un chinchón? - "Vale. A ver si me enderezo

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook