Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 23
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La llave.

     Una de dos, o los vecinos son unos ingenuos o tienen muchas ganas de perder de vista a la Cotilla. Esta mañana han llamado insistentemente a la puerta y al abrir me he encontrado con ella. Me ha dado un empujón y ha entrado en casa como un torbellino - ¡Cierra, rápido! - ¿La persigue un cura? Ya le dije que un día se hartarían de su "limpieza" de cepillos... - ¡Calla, boba y escucha! - En la escalera sonaban gritos de ¡¡¡Presidenta, presidenta!!! que me desconcertaron - ¿No elegimos a Argimiro? ¿Por qué lo llaman presidenta? - ¡Me aclaman a mí!

    Naturalmente se quedó a desayunar y me dio la tabarra para que le entregara de nuevo la llave de casa - ¡Ni hablar del peluquín! - ¿Qué te cuesta? Así podré entrar discretamente. No me gusta la fama ... - ¡Ah, se siente! Santa Rita, Santa Rita, lo que se da no se quita. - ¡Yo no te la dí. Me la quitó el jodío inglés! - Lo siento pero no voy a dar mi brazo a torcer. Aprecio mucho mi libertad, mi independencia, mi... - ¡¡¡Vale. Te he entendido!!!... - Seguimos desayunando, esta vez en silencio. Hasta Pascualita se asomó al borde del orinal decimonónico para ver qué pasaba.

    Un buen rato después, la Cotilla volvió a la carga. - He estado pensando que todos tenemos un precio y tu no vas a ser menos. - ¡¿Quiere chantajearme?! Perdone pero tengo mis principios y nada ni nadie podrá doblegarlos. (me puse muy seria porque creía firmemente en lo que decía) - Torres más altas han caído, muñeca. - ¿Muñeca? ¿Me está adulando? jajajajajaja ¡Que divertido!

    Dos horas después me había ofrecido el oro y el moro pero yo seguía incorruptible y me sentía orgullosa de ello. Nunca pensé que pudiera actuar así. Mientras la Cotilla me tentaba yo me acerqué al mueble donde guardé la llave que me había entregado y la guardé en el bolsillo del vaquero. No quería que me pillara despistada y me la robara.

    Mientras comíamos (también se quedó a comer) llamó la abuela para decir que no vendría a verme porque anoche quedó un poco "perjudicada" en la fiesta del cumpleaños de Conchi. - Pasame el teléfono. - Se lo di y se marchó del comedor. ¡Menuda cotilla está echa, le gusta enterarse de las cosas de los demás pero no quiere que yo la oiga!

    No volvimos a hablar más del tema de la llave has después de tomar el café. - Mira, nena, he pensado que como no tengo nadie a quién dejar mis cosas cuando muera y tu eres como si fueras mi hija... - ¿? - voy a nombrarte heredera universal - ¿Seguro? - Claro. Cuando tomo una determinación no cambio de opinión. - ¿Y qué me dejará? - ¡Mi piso! ¿Qué te parece? Así tendrás dos y podrás hacer negocio alquilando uno - ¡Gracias, Cotilla! (se me escapó una lagrima de agradecimiento) Siento haber sido tan desconsiderada con usted. ¡Tenga la llave!

    No fue hasta la noche cuando caí del guindo ¡Maldita Cotilla! ¿Cómo va a dejarme el piso si es de alquiler! ¡¡¡Y se ha llevado la llave!!!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook