Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La foto.

     
    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaa! Creo que se va a reactivar la construcción... - Vaya noticia... - Tendrán que hacer más cárceles y mejores. De cinco estrellas por lo menos porque a según que personajes no creo que los mezclen con la chusma. - "Sí. No creo que la chusma quiera mezclarse con ellos ¡Menudos pájaros! Y ahora hay ¡dos jefes de policía! ¿Pero en qué mundo vivimoooooos? Se ha perdido la vergüenza en éste País. Antes éstas cosas no pasaban... Se tapaban" - Es que los tiempos cambian y hemos pasado del oscurantismo a hablarlo todo, saberlo todo, decirlo todo... ¿Eso es bueno? ¡Claro que sí! siempre que no digan nada sobre mí" - ¿Tienes algo que ocultar, abuela? - "¿Yoooooooooo? A mi me gusta ir con la verdad por delante ¡A pecho descubierto!" - Así ha sido siempre tu abuela ¿por qué crees que me quitaba los novios? ¡Porque ante ellos iba a pecho descubierto y como siempre lo ha tenido bonito, caían a sus pies los muy acémilas! - "Tu también tienes dos. Haberlos enseñado" - Dos sí, pero muy descompensados.

    - "Tengo un problema después de haber visto la foto del muerto momificado en Internet... Siempre había pensado en la cremación para mi pero, visto lo visto, tal vez sea mejor que me dejen tal cual. Eso sí, con un buen maquillaje para que, si me muestran después de muchos años, pueda ser portada del Hola" -  Confórmate con que te saquen ahora como a la Bordíu y a la Presley. Eso no se logra ni yendo descalzas a Lourdes y Fátima en el mismo paseo. - "Estas le habrán pagado a la revista por el "milagro" que les han echo" - ¿Por qué no te hago una foto y la mandamos al Hola. Diciendo tu edad seguro que te firman una exclusiva. Te taparé la cara con una media de seda y... - "¡A mi no me tapas nada! Me maquillaré un poco y saldré fresca y natural como una virgen de quince años" - La Cotilla se atragantó con el chinchón que estaba bebiendo.

    Una hora después, la abuela parecía una puerta recién pintada. - ¿No te has pasado con los colores? - "No. Son simplemente unas pálidas sombras aquí y allá. Eso sí, repartidas con maestría. Y un toque de carmín rojo pasión para resaltar mis labios carnosos" - ¿Y los ojos? Cualquiera diría que te han dado un puñetazo en cada uno. - "Cualquiera que fuera tonto como tú, sí, pero una persona normal verá unos ojos morunos andaluces..." - No eres andaluza... ¿Y esa mantequilla en el lagrimal? - "Para dar más brillo... ¡¿Es que te lo tengo que decir todo?! Haz la foto de una vez"

    Se recostó sobre la mesa del comedor, con la boca entreabierta en dirección al frutero, como si estuviera muerta de hambre. La mantequilla, el rímel y la sombra de ojos hicieron una pasta que arrastró a las pestañas postizas. Una de ellas quedó colgando como un moco negro frente a su nariz. A mi me dio la risa tonta. Entonces se abrió el vestido por aquello de "pecho descubierto" y el desparrame sobre la mesa fue apoteósico.

    -"No he visto el flasch" (dijo premiándome) - Voy... jijijijijiji... ya voooooy... jijijijijiji ¡No te muevas! jijijijijiji ... Ay, que llorera me ha entrado jijijijijijijiji - "No me extraña que estés emocionada" - La cámara se movía al compás de las sacudidas de mis hombros - ¡No puedo jijijijijijiji hacerla! - "¿Quieres que cambie de postura?" - ¡Nooooooooo! jijijijijiji  ¡Necesito un chinchón! - "Te he impactado ¿eh? Suele pasar" - La Cotilla y yo nos miramos un segundo y salimos corriendo hacia la cocina,cerramos la puerta y nos reímos hasta no poder más. La botella de chinchón estaba dando sus últimos frutos cuando volví al comedor y sin pensarlo, disparé la cámara.

    Cuando se vio en la pantallita gritó y tiró la cámara al el cubo de fregar.  Un segundo después, Pascualita saltó del agua a la estantería de Pepe con los pelo-algas de punta y cara horrorizada. - ¡Abuela, que la rompes! - "¡Seguro que la has comprado en los chinos! ¿Cómo quieres que salga bien la foto?"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook