Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    La espera.

    - "Nena, no salgas que luego pasaré por tu casa" - ¿A dónde quieres que vaya si es de noche? - "Me da la impresión de que en tu barrio amanece más tarde que en el mío" - Será eso. Como sois ricos el sol os alumbra antes (dije con retintín) - "¿Te has levantado con el pie izquierdo?" - Con ninguno. Estoy en la cama, tapada hasta las orejas. - "Qué suerte tienes de ser pobre. Aún puedes dormir un poco más."

    Naturalmente no puede porque me había desvelado. Y encima no me dijo para qué vendría a casa... Di unas cuantas vueltas en la cama pero no conseguí otra cosa que ponerme de los nervios. Entonces llegó la que faltaba para el duro:  ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaa! Haz café que traigo croasans fresquitos.

    Decidí no tirarla por la ventana porque era muy temprano y al estrellarse contra el suelo podría despertar a los vecinos, así que hice el café y mordí uno de los croasans. Estuve a punto de quedarme sin dentadura porque, más que fresquito estaba ¡helado! - No seas quejica. Se han helado con el frío de la calle... Encima que te los traigo gratis, te quejas, desagradecida.

    Sobre las doce del mediodía llegó la abuela. - ¡Me has tenido toda la mañana pendiente de ti! Podrías avisar que vendrías tarde. - "¿Acaso tienes algo mejor que hacer?... Traigo regalitos" - Ah, bueno. Así me callo... Si no es mi cumpleaños ni mi santo... ¿A que viene los regalos? - "A que hace frío y la pobre Pascualita puede quedarse pajarito" - ¿Pascualita?... ¿no me traes nada? - "¿A ti, por qué? Si tienes frío te tapas o te arrimas a la estufa pero la sirena no puede, por eso le traigo unos chubasqueros forrados de piel sintética que he comprado en la tienda del señor Li..." - ¡Toda la mañana de plantón y no me traes nada! - "Que cruz tengo contigo, pedigüeña"

    Sin ningún miramiento, cogió a la sirena que dormía tranquilamente bajo las algas y le colocó uno de los chubasqueros. Se lo cerró con el velcro y la dejó sobre la mesa del comedor para ver qué tal le sentaba - Ya te lo digo yo (dije, llena de rencor) parece un chorizo con brazos. - "No sé a quién has salido... Está monísima" - Lo que está es cabreada.

    Era verdad. Nadie despierta a Pascualita y queda impune. En un santiamén el chubasquero quedó echo trizas cuando, en un ataque de rabia, la sirena usó dientes y manos para desembarazarse de su "prisión", luego recogió los pedacitos con la boca y se los tiró a la abuela a la cara junto con un chorrito de agua envenenada. Los gritos los oyó Geoooorge que estaba en el rolls royce rodeado del concierto de pitos habitual. Subió corriendo, asustado y en seguida se unió a mi en la carrera al rededor de la mesa, para coger a la abuela y poder calmarla a base de chinchón.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook