Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 17
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La escritura.

    - "Creo que no me va a bastar el tiempo si quiero acudir a todas las manifestaciones y concentraciones que van a celebrarse antes de la Huelga General. ¡Jesús, que estrés!" - No es necesario que vayas a todas, solamente a las que consideres más interesantes para tí - "Interesantes son todas porque encierran reivindicaciones diferentes pero solo iré a las que hagan el recorrido más largo por las calles de Palma" - Si es en plan penitencia espérate a Semana Santa y desfila descalza. La procesión del Jueves Santo es larguísima - "¡No sea burra, mujer!... si las elijo largas es porque la médica me ha recomendado caminar mucho y he pensado que así mataba dos pájaros de un tiro: acudo a la manifestación y regulo mi colesterol" - Tu siempre tan ahorrativa y aprovechada.

    Después de comer estaba disfrutando de la modorra cuando la voz airada de la abuela me ha devuelto a la realidad - "¿Dónde está la escritura de la casa?" - Me ha parecido que me hablaba en arameo. Soy de las de espoleta retardada y necesito mi tiempo para volver a situar las neuronas en tiempo presente y real - "¡La necesito!" - Acto seguido la cabeza de Pepe y la mía han chocado. Me parecía imposible que hubiera ocurrido algo así, luego me he dado cuenta de que la abuela me la ha tirado a mala leche - "¡Despiértate de una vez!" - ¿A qué sacas ahora a  relucir la escritura? - "¡A mí nadie me llama mentirosa y menos si puedo demostrar que lo que digo es verdad!" - ¿Qué ha pasado? - "Tengo que llevármela al Funeral porque Tinita Pol ha dado a entender que la casa no es mía" - ¿Y qué más te da? - "¡Tienes la sangre de horchata! ¿No te das cuenta de que me ha ofendido?... ¡Y a tí también!... Si digo que es mía no tiene que venir nadie y menos esa grulla desplumada que le tiene echado un ojo a mi Andresito, a decir lo contrario" - ¿Le tira los tejos a tú novio? Tendrás que rajarla jajajajaja... - "No me des ideas... ¿Dónde está?" - ¿Quién? - "¡¡¡La escritura, alma de cántaro!!!" - ¡y yo que sé! - Se pasó media tarde remugando hasta que me cansé de oírla y le aconsejé que se pusiera de tiros largos, fuese a ver a su amor y se dejase de demostraciones a quién no las merecía.

    Volvió felíz. - "Ya ves, siempre pensé que eras tonta y al final resulta que me has dado un buen consejo. Los ojos le han hecho chirivitas a Andresito cuando me ha visto llegar. Sabes que cuando quiero, a elegante no me gana nadie y me he puesto toda la artillería encima por si tenía que contraatacar a la Tinita Pol esa pero no ha hecho falta, entre ella y yo no hay color jajajajajaja. He hecho un despliegue de mis armas de mujer y pronto he tenido una corte de pavos reales intentando llevarme a su huerto ¿Y crees que alguien miraba a la Pol? Pues ya te digo de antemano que no. ¡Tienes una abuela que no te la mereces!" - Cuando le da por pavonearse se puede tirar una hora hechándose flores. Cuando me cansé de oírla saqué la botella de chinchón y la puse  sobre la mesa del comedor junto a la pecera. En seguida Pascualita se subió en su borde para hacer "vida familiar" (como dice la abuela). Poco a poco conseguí llamar su atención - "¿Se celebra algo?" - Llené dos copitas, le dí una y puse un dedo mojado en chichón en la boca de la sirena que no dudó en lamerlocon fruición (para mí que está alcoholizada, la pobre), después alcé la copa y brindé - Porque, afortunadamente, al no encontrar la escritura, no has quedado en ridículo ya que en ella pone que la casa ... ¡es mía! - "¡Ostras! tienes razón. La hipoteca la pagas tú jajajaja.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook