Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 05
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La demanda.

    Esta mañana la abuela ha ido al médico. La he visto desde el balcón alejarse calle abajo. De la panadería ha salido la Cotilla, han hablado un poco y luego se han ido las dos juntas.

    ."Menos mal que la vecina ha venido conmigo y he estado entretenida que sino me da algo. En la sala de espera éramos ciento y la madre, no todos para el mismo doctor pero ¿quiéres creer que el mío es el más lento? Una vez dentro ni te das cuenta pero mientras esperas te da tiempo a comerte las uñas de las manos y de los pies" - ¿Y qué te ha contado tu amiga? Parecía alterada - "Y lo está. No es para menos. Fíjate que los alemanes, los dueños del loro, la van a demandar por no cuidarlo bien. A la pobre no le llega la camida al cuerpo" - Le está bien empleado por sacar a pasear al bicho ese. Si no es suyo. - "Encima me echa la culpa a mí. Dice que en ésta casa hay un fantásma que ataca" - ¡Ja! para fantasmas, ella. ¿Se ha mirado al espejo? ¡Da miedo! - "Es que tiene algo de razón. Ella misma ha sido atacada varias veces. Acuérdate de Ataúlfo, Pascualita se lo merendó y al nuevo que trajo, también" - Eso le estuvo bien empleado por no guardar fidelidad al pobre Ataúlfo - "¡No digas tonterías! ... Me ha dicho que, ya que la demandan los alemanes, ella hará lo mismo con nosotras" - ¡Queééé! ¡Como vuelva a verla en casa la pongo de patitas en la calle! - No acababa de hablar cuando la Cotilla entró hasta el comedor - ¿Aún tiene llaves? ... ¡Fuera de mi casa! - ¿Por qué? ¿Qué he hecho ahora? ... toma la llave, Jesús, que genio... ¿Por qué me echa tu nieta? - "Por la demanda que nos quieres poner" - Ya está puesta... He tenido que hacerlo porque seguro que la gano y con el dinero que os saque podré pagar la que me han puesto los alemanes. - "Visto así, tienes razón" - ¿Qué razón ni qué niño muerto, abuela? - Al fin y al cabo el loro fue atacado aquí mismo - "Eso es verdad" - ¡A ese bicho debió darle un patatús y como estaba suelto (cosa que hizo usted) se cayó dentro de la bañera rosa! ¿De quién es la culpa? ¡Suya, por dejarle salir en una casa que no conoce! - No me quieras hacer comulgar con ruedas de molino. Si le hubiese dado un telele se podría haber ahogado pero es que le faltan un montón de plumas y además tiene una herida que recuerda mucho a las que me he hecho en ésta casa. - Pues quédese en la suya.

    Sonó el teléfono. La abuela volvió compungida - "Era Andresito. Se ha muerto su padre" - ¿Tutankamón?... Bueno, el pobre era muy mayor - "No ha sido por viejo sino por pellizcar en el culo a una auxiliar que lleva allí dos días. La mujer le ha visto la intención y se ha apartado pero el viejo ya iba lanzado y se ha caído de la silla de ruedas. Por lo visto no estaba atado porque, si no se le ponía por delante una tentación, siempre estaba muy quietecito.  Ha pegado de morros contra el suelo y ahí ha dado el último suspiro... Bueno, un segundo antes ha dicho algo así "¡Mecachís! he fallado por muy poco" - ¡Genio y figura hasta la sepultura! - Jajajaja, sí, era todo un personaje... ¿Qué os parece si brindamos en su memoria? - "¡Muy buena idea!" - ¡Abuela! ¿Con la Cotilla? - "Anda, trae tres copitas y no seas rencorosa" - Que pena que ésta nieta tuya no haya salido a tí.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook