Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 20
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    La decepción de la Cotilla.

    La decepción de la Cotilla.

     

    Estoy desolada. La abuela me he echado una bronca de las que hacen época. Pascualita se encuentra muy mal y dice que  la culpa es mía. - "Has querido matarla por envidia porque es más lista que tú" - Oh, sí. Es Calixta, la lista. Tanto que se ha comido los cuatro peces muertos de golpe y se ha empachado. ( Dije con rabia contenida) - "Si de vez en cuando, le dieras algún pececito en lugar del eterno compuesto que le compras, la pobrecilla no hubiera tenido ansia de pescado fresco" - Es un preparado para animales marinos. - "Esa es otra. Las pirañas son de río, no de mar, boba de Coria"

    La cosa siguió y yo ya no podía aguantar más el dolor de cabeza. - "¿Querías que se la comieran, verdad?" - No. - "Haberle puesto una sardina entonces" - Quería que se divirtiera un rato antes de ... bueno, de esconderse entre las algas para tener un poco de intimidad. "¿Eran para aparearse?" - Claro. Y como tienen tantos dientes y tan mala leche como ella... - "¿Por qué crees que se murieron?" - ¿Un cambio de ambiente? Como cuando vas de viaje y no puedes dormir porque no tienes tu colchón... ¿- "No. Porque eran pirañas, alma de cántaro" - ¿No son de la misma ralea? - "¡Son de agua dulce! y ¿qué hay en el acuario?" - Pues... ¿un barco hundido?... ¿no les gustan las algas?... ¿la... arena, quizás?... No sé... Agua. - "Empiezas a ir bien" (la miré, interrogándola con los ojos) ¡Ah! Agua salada! - "Hoy te has entrenado a fondo. Eres más tonta que ayer"

    Estuve a punto de hacerme una tortilla de aspirinas. Me iba a estallar la cabeza con tanta murga. Vale, me había equivocado. Pero la dependienta no me preguntó si los quería de agua dulce o salada. Y luego, la culpa es mía. Que injusta es la abuela.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaa! Ya estoy aquí. Vengo un poco decepcionada. Nadie se ha enterado de mi detención... - "¿Cómo que no? Nosotras." - Si fuésemos un país civilizado tendríamos pena de muerte y me podrían haber condenado. Eso hubiese levantado expectación. Pero así...

    Serví tres copas de chinchón cuando nos sentamos en la cocina. - "¿Te han torturado, verdad?" - Bedulio me va a oír. No se puede ir por ahí torturando a gente tan vieja como usted. Ha perdido la cabeza. - De repente caí en la cuenta de que las dos amigas me miraban con ojos asesinos. - ¿Qué has querido decir con lo de "gente vieja"? (lo dijéron a la vez) y a mi me corrió un sudor frío por la espalda. - Es un modo de hablar. - Nadie me ha torturado y mi cabeza sigue tan clara como siempre. cosa que no puede decirse de la tuya. - "Estoy de acuerdo contigo" - Entonces ¿por qué dice lo de la pena de muerte? - Porque me gustaría verme en los periódicos, que me hicieran entrevistas en la tele y entrar en Gran Hermano para estar con la Belén. - La Cotilla lloraba a a moco tendido. Entonces fue la abuela quién se preocupó. - "¿Has visto ese programa estando detenida?" - Sí. Y me encanta. - ·"Entonces, es verdad que te han torturado, amiga mía. Toma, más chinchón. Te ayudará a olvidar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook