Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 28
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Cotilla sospecha.

     La Cotilla ha entrado en casa cuando me he sentado a desayunar - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaa! ¡Mira lo que he encontrado en el super! - Querrá decir en el contenedor del super. - He dicho lo que he dicho. ¡Una botella de chinchón! - ¿La habían tirado a la basura? - Anda, desayuna que aún no se te han despertado las neuronas. Y pónme un café con leche para mojar éstas magdalenas. - ¿Del contenedor? - Sí, señora. Ellas sí.

    Comimos en silencio mientras Pascualita nos miraba desde la pila bautismal, camuflada entre las algas. Lo siento, amiga (pensé) hoy no vas a desayunar... De repente me enderecé en la silla - Si no estaba en la contenedor... ¡lo ha robado! ¡Ha robado la botella de chinchón! - Espera, boba de Coria, que voy a abrir la ventana para que se entere todo el mundo ¡¡¡Calla la boca, coooooooñe!!!... Lo he hecho por ti. Para que bebas una copita cuando quieras ya que la exagerada de tu abuela se ha llevado la que había aquí. - ¿Qué dice? No puedo ni catarlo.

    - ¿Sabes cuando a alguien se le pone la boca pequeña y se nota que miente... como a Boquita de Piñón hablando de su negativa a las prospecciones? Pues a ti se te pone igual cada vez que hablas de tu "embarazo" - ¡Oiga! que no miento. - ¡Júralo! - ¡¡¡Lo juro!!! - Vaya cara que tienes... Lo que no me explico es cómo te salió esa barriga sietemesina y que ahora parece cuatrimesina... - ¿Qué quiere decir? - Normalmente en un embarazo la tripa va creciendo y la tuya menguando... ¿Cuál es el misterio? - ¿Qué sabrá usted de embarazos si no ha tenido ninguno? - Pero he visto muchos jejejejejejeje Me parece que quieres sacar provecho de la ilusión de tu abuela y eso es muuuuuuuuy peligroso. No sabes cómo se las gasta... Hay muchos cadáveres en la bahía anclados en el fondo del mar con una gran piedra jejejejejeje

    Me recorrió un escalofrío de arriba abajo y de abajo a arriba. - Cuando vayamos a la Torre del Paseo Marítimo te señalaré el punto exacto... - La... (tenía la boca seca) abuela no... hace estas cosas... - ¡Huy, que no! Ella y sus amigas... ¿A qué Conchi parece una mosquita muerta? jejejejejeje A veces, cuando en su móvil suena Paquito Chcolatero, es una contraseña que dice: ya está el fiambre en remojo. - ¡¡¡No puede ser!!! - Eres una pardilla jejejejejejeje... A partir de ahora viviré contigo para cuidarte... - Pero... - Ya se lo he dicho a tu abuela y está de acuerdo. Nos mandará a Geoooorge para que comamos como los ángeles. Tu embarazo no merece menos jejejejejejeje

    Me sentí como una mosca atrapada en una tela de araña y la araña tenía la cara de la Cotilla. Entonces me acordé de mi abuelito primero - ¡Tengo quién me salve de sus garras! ¡¡¡Abuelitoooooooooo!!! ¡¡¡Abuelitoooooooooo. Ayúdame!!! - Mis gritos pusieron nerviosa a la sirena y al vecino de arriba que se lió a dar golpes en el suelo. La Cotilla se mostró temerosa unos segundos pero como vio que no pasaba nada, se relajó y entonces ¡¡¡Un fino chorro de agua salió de la horrible boca de Pascualita y aterrizó, limpiamente, en el ojo de la vecina que inmediatamente, interpretó la danza del ¡¡¡Aaaaaaaaayyyyyyyyyy que dolooooooooooooorrr!!! - ¡Dormiré en mi casa. Lo juro! - Otro chorrito entró elegantemente en el otro ojo y la danza se recrudeció - ¡¡¡Basta, bastaaaaaaaaaaaaaa!!! - Y salió como una exhalación dándose trastazos contra las paredes y los muebles. Y gritando como una posesa, subió a su casa casi a rastras. El vecino salió al rellano - ¡Ya he llamado al Municipal. A ver si la multa de una vez, escandalosa!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook