Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 03
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Cotilla no se fía.

     Con las gafas puesta, la abuela le leía a Pascualita un libro muy gordo que apoyaba en la mesa de la cocina. Como siempre, la atención de la sirena era total. Ni parpadeaba. - ¿Con qué estás martirizando hoy al pobre bicho? - "Con amenas historias sobre el nacimiento de nuestra civilización" - ¡Jopé. Pobrecilla! - "¡Descreída!. Eres de los que creen que, antes de su nacimiento, no había pasado nada". - Pues sí. A mi me importa el presente, que bien chungo se presenta. - "Nunca he entendido por qué no sientes curiosidad por las civilizaciones antiguas"

    - Buenos días nos de Dioooos - "Hola, Cotilla. Veo que vas entrado en razón, ahora solo falta que aprendas a llamar a la puerta" - Eso será más difícil porque nunca me ha gustado molestar y si llamo tendréis que levantaros y venir a abrir - Huy, no se preocupe que no será molestia - ¿Y si no me abrís? - Es un riesgo que deberá correr - Prefiero mi método: entro y si no estáis, me voy pero por lo menos se que no os escondéis jejejejeje - ¡Que pajarraca! - Tu nieta cree que me chupo el dedo... ¿Qué haces con ese libraco? - "Repaso la Historia de Egipto" - ¿Es una promesa?... ¿A ver?... ¡Huy! ¿Esto es una momia? ¡Que cosa más fea!... - "Con lo tranquila que estaba yo hasta hace un momento..." - Aproveché la ocasión para coger a la sirena y meterla en mi bolsillo - ¿Qué es lo que siempre esconde tu nieta cuando yo llego? - "Jajajaja, ¡que imaginación tienes!" - Sí, claro... ¡Anda. Mira esto! Jajajajajaja... ¡Ya sabía que eras mucho más mayor que yo! jajajajaja... ¿No me lo negarás? ¡Mira esta momia! ¡Es clavadita a tu madre!

    Se origino una discusión que no tenía visos de acabar y que se redujo a ¡No. A tu abuela! ¡¡A tú madre!. Pascualita se removía nerviosa en mi bolsillo oyendo los gritos furiosos de su amiga y yo me cuidé mucho de meter la mano allí dentro. La Cotilla se lo estaba pasando en grande haciendo rabiar a la mujer que tanto envidiaba. Solo había un método para que aquel jaleo acabara - Abuela ¿no piensas cocinar hoy? - "¿Qué hora es?... ¡Se me ha ido el santo al cielo por culpa de la tonta esta y ayer invité a Blas a comer!" - ¿Y no me has dicho nada? ¿pensabais quedaros a solas con él? - ¿A solas? Que más quisiéramos ¡Pero si siempre la tenemos a usted de pasmarote!

    Después de comer saboreamos unos helados mientras veíamos los Juegos Olímpicos y tratábamos de mantener los ojos abiertos. - "Mira que me gustan las pruebas de atletismo pero me estoy durmiendo... ¿no creéis que con una copita de chinchón nos despejaríamos?" - ¡¡¡Por supuestísimo!!! ... Me despertó el reloj de pared tocando las siete.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook