Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 11
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    La corazonada.

    La corazonada.

     

    Me llamó el abogado de Andresito - Su abuela se va a quedar detenida hasta que las ranas críen pelo. - ¿Han descubierto el paradero de su primer marido? - ¡Que va! Las dos señoras no colaboran... ¿Seguro que están bien de la cabeza? - Yo diría que sí... aunque nunca se sabe. - Es que juegan al Veo, Veo. O cantan ¿Dónde están las llaves? cuando las interrogan. A éste paso irán al manicomio. - Mientras les den bien de comer... - Oiga ¿su familia es toda así? - Le colgué porque ya estaba haciendo preguntas íntimas y no estaba yo para ligues.

    - Pascualita, me temo que al abuelito se lo fumaron estas dos en akelarres... - La sirena me miraba con los ojos muy abiertos. - En los años 60 se fumaba de todo liado en porros... ¿qué otra explicación hay? Para mí es la más coherente tratándose de la abuela y la Cotilla pero no puedo ir a decirlo al juez porque no tengo pruebas, aunque sí una corazonada.

    No me quedé quieta y llamé Obdulio a su casa. Cuando supo quién era yo quiso colgar el teléfono pero le supliqué que no lo hiciera. - Solo quiero hacerle una pregunta ¿Fumaba porros mi abuela? - ¿La pregunta tiene truco para meterme en líos? - ¡Que va! es de lo más inocente. Basta que me diga Sí o No. - Pues... sí. - ¿Y la Cotilla? - Sí. - ¿Y usted? - ¡Oiga! Eso no le importa. - No se haga el estrecho. - Vale... sí. - ¿Los preparaban ellas? - Pues... a veces. Recuerdo que con algunos flipabamos en colores ¡Eran brutales! - ¿Que les ponían, a parte de lo habitual? - Decían que era secreto de Estado jejejejeje ¡Que jodías! - Para entonces ¿ya se habían cargado a mi abuelito? - Sí... ¿por qué? - La policia ha abierto el ataúd y no están sus huesos. - Que extraño... ¿Tu abuela ha dicho algo? - De momento, ella y su amiga están de cachondeo cuando les preguntan. - El me miró sin comprender.

    - ¿A qué han venido esas preguntas? No tengo ni idea de lo que hicieron con... el... muer.. to... - De repente le oí decir: ¡No!... no... ¡Aaaagh!... no... socorrooo... ¡Aaaagh! - Yo gritaba al otro lado del teléfono. - ¡Obdulio! ¿qué le pasa?. ¡Ahora mismo llamaré a su hijo! ¡Aguante!

    Bedulio, al principio no me creyó pero, a fuerza de repetírselo, corrió a su casa y encontró a su padre echando espuma por la boca. Al llegar la ambulancia ya no había nada que hacer. El Municipal me llamó horas después para darme la noticia. - ¿Cómo lo supiste? - Estaba hablando con él. - ¿Por qué? - Para saludarle. - Bedulio estuvo un rato callado y cuando yo iba a colgar pensando que ya lo había echo él, escuché su voz, muy bajita, diciendo - Dicen que las últimas palabras de una persona son muy importantes... pero no sé qué quiso decirme mi padre con: ¡A mi, que me incineren!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook