Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 27
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La botica.

     
     
    La abuela ha venido con Geooorge que iba cargado con varias bolsas del estanco. - ¿Habéis atracado la Tabacalera Española? - "Nos hubiese salido más cuenta. Los cigarrillos están por las nubes" - ¿Y a tí qué más te da, si no fumas? - "Ahora voy a empezar. Me hace mucha ilusión liarme mis pitillos. Será como volver a los años mozos, cuando me escondia bajo la mesa camilla de mi madre a imitar a mi abuelo cuando sacaba el tabaco de la petaca, llenaba el papelillo, lo sellaba con saliva y lo encendía con el mechero de yesca. No se le caía ni una ebra de tabaco al suelo. Era un artista aquel hombre" (y su mirada se perdió en el infinito) - Estás nostálgica, abuela. - "Lo que estoy es constipada y no sé si tengo aspirinas en casa... ¡Geooorge!" - ¿Yes, madame? - "Ves a la botica y trae unos cuanto paquetes" - El inglés, muy ceremonioso, dijo con su acento estropajoso: - ¿Boticau?... Mi no entender, madame. - "Está bien claro: de Botica, Boticario. El boticario trabaja en la botica ¿entiendes, alma de cántaro?" - El hombre estaba azorado. Eran muchas palabras empezadas por boti las que acababa de soltarle la abuela. Me miró como si yo fuera su tabla de salvación y con los labios formó la palabra: ¡please!

    - Farmacia. (dije, escuetamente) - Los ojos le hacían chirivitas. No relacionaba una cosa con otra. - Unitetillo: Botica, Farmacia y Apotequería es lo mismo. - ¿Mismou?... movió la cabeza y dijo a media voz - Estous españoles... - ¡Unitetillo, te he oído! ¿A que te lo digo en mallorquín? (pero no me dio tiempo porque salió corriendo escaleras abajo)

    - Abuela ¿por qué le haces estas faenas al pobre Geooorge? - "Ya que le pago, quiero divertirme" jejejejejeje - ¡Avemariapurísimaaaaaa! El inglés ha pasado escopeteado a mi lado y casi me tira por la escalera. - No habrá suerte... Huy, perdón jijijijiji. - La abuela le contó lo que había pasado y cuando acabaron de reirse, la Cotilla dijo: - Vamos a ver la cara que pondrá cuando le diga que te rasque el zancajo jajajajajajaja - "¡De esta se vuelve a Inglaterra!"

    La abuela se pasó unas dos horas liando cigarrillos y llenando el cubo de basura porque todos le salían mal. Cuando se marchó y dejamos de oir el pitido de los coches y los autobuses, la Cotilla se apresuró a coger la bolsa con los pitillos desechos, sacó una maquinita para liarlos y llenó media caja de zapatos. - Gracias a la poca maña de tu abuela me voy a sacar unos euros vendiéndolos. - ¿No le dará parte de las ganancias? Al fin y al cabo los ha comprado ella. - Y ella ha sido quién los ha tirado. No  hables de lo que no sabes y ves poniendo la sopa que el trabajo me ha dado hambre... ¿Que habrá de segundo? - Un sí, señor y un calle usted.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook